Grupo Aeroméxico no soportó la crisis provocada por la pandemia de Covid-19. Este martes 30 de junio dio a conocer que la aerolínea y algunas de sus filiales iniciaron un proceso voluntario de reestructuración financiera bajo el Capítulo 11 en Estados Unidos, para implementar ajustes operativos que le permitan enfrentar la significativa reducción en la demanda de pasajeros, por ser la mejor decisión sin interrumpir operaciones.

En el primer trimestre del 2020, la aerolínea registró una pérdida neta de 2,508 millones de pesos, con un margen negativo del 17.8% y hasta marzo sus pasivos totales sumaron 116,637 millones de pesos. Además, por la crisis sanitaria, en abril y mayo registraron una caída del 97% en el transporte de pasajeros

La pandemia ha tenido un impacto sin precedentes en la economía mundial y la industria de viajes. Hoy, más que nunca, es esencial poder adaptarse rápidamente para satisfacer las necesidades de los viajeros en un entorno incierto. Nos hemos comprometido a tomar las medidas necesarias para asegurar nuestro futuro ingresando de manera voluntaria al proceso del Capítulo 11 para ser más fuertes y resistentes”, señaló el director de Grupo Aeroméxico, Andrés Conesa.

En un comunicado se precisó que las operaciones de Aeroméxico continúan y que en julio incrementará su presencia en el mercado doméstico a casi el doble de vuelos comparado con el mes previo.

Adicionalmente, estima que aumente su operación internacional a casi cuatro veces más comparado con el mes de junio, en línea con las regulaciones locales y la demanda esperada de pasajeros.

“El proceso bajo el Capítulo 11 está diseñado para que las empresas puedan mantener sus operaciones, por lo que todos los boletos, reservaciones, vouchers electrónicos y Puntos Premier se mantienen vigentes de acuerdo con los términos y condiciones actuales. La Compañía continuará operando de manera normal y de acuerdo con sus permisos y concesiones durante este proceso” detalló.

La compañía dijo que no espera que existan cambios en las labores y responsabilidades diarias de sus colaboradores, mismos que continuarán recibiendo su salario y prestaciones de manera habitual.

Los consejeros legales de Aeroméxico son Davis Polk & Wardwell LLP y Cervantes Sainz. El asesor financiero es Rothschild & Co. y AlixPartners, LLP funge como asesor de reestructuración para la compañía.

Este lunes 29 de junio la aerolínea anunció que había llegado a un acuerdo con la canadiense AIMIA que le representará un apoyo financiero de 100 millones de dólares.

La firma aseguró que convino con AIMIA extender por 20 años el plazo de su acuerdo comercial al 2050 entre Aeroméxico y PLM, una empresa conjunta operadora del programa de lealtad Club Premier.

kg