Grupo Aeroméxico ha llegado a acuerdos extrajudiciales con 72 empresas, autoridades y personas físicas en México, Japón, Estados Unidos, Corea del Sur y Colombia, que le han permitido ahorrar casi cinco millones de dólares (mdd), como mínimo, en su proceso de reorganización financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

De acuerdo con un análisis realizado con los documentos del retiro de reclamo de deuda por parte de acreedores de Grupo Aeroméxico, la aerolínea ha logrado renegociar el pago de 67.3 millones de pesos (cerca de 3.4 millones de dólares), así como 1.2 millones de dólares y 1.1 millones de wones surcoreanos (aproximadamente 1,050 dólares).

Entre las empresas con las que Grupo Aeroméxico ha llegado a distintos acuerdos se encuentran tres grupos aeroportuarios mexicanos: del Pacífico, GAP; del Centro Norte, OMA y del Sureste, ASUR. Sin embargo, el monto que estos tres acreedores reclamaban a la aerolínea ya no es conocido, de acuerdo con los documentos disponibles en el portal web del Capítulo 11 de Grupo Aeroméxico.

Que Aeroméxico llegue a acuerdos extrajudiciales con sus acreedores es importante, porque disminuye el monto total que declara Aeroméxico en su reporte de deuda, lo que a su vez modifica el valor de la valuación de la empresa para el plan de reestructura y valoriza los montos adeudados restantes, al ser menor el valor de la reclamación actual, señaló una fuente cercana con conocimiento del tema.

Sin embargo, el monto que Aeroméxico ha logrado negociar fuera de la corte es bajo, sobre todo porque la misma compañía estimó que la deuda que mantiene con acreedores no asegurados (como por ejemplo OMA, ASUR y GAP) oscilaba entre los tres mil 257 millones y los tres mil 958 millones de dólares hasta abril del 2021. En este sentido, el monto no asegurado más alto por un acreedor pertenece al Banco de Nueva York, por 411 millones de dólares.

Asimismo, ya hay varios reclamos por parte de acreedores que han sido rechazados por la corte estadounidense, como es el caso del que solicitaba el Departamento de Transporte de Estados Unidos, por un monto de casi 600 mil dólares. En contraparte, hay otros que aún se mantienen, como el que Aeroméxico tiene con la Dirección General de Aviación Civil de Francia por 260 mil dólares.