La negativa del IFT de prorrogar dos títulos de concesión a AT&T para instalar, mantener y explotar una red de telecomunicaciones para la prestación del servicio de radiocomunicación de flotillas con el argumento de que la empresa ya cuenta con un título de concesión única, despertó en el regulador otra vez el debate de qué tan conveniente es para un operador contar con más de una concesión de este tipo.

AT&T Comunicaciones Digitales S. de R.L. de C.V. era titular de un par de concesiones que sólo se diferenciaban por el alcance de su cobertura permitida en la oferta de servicios dirigidos a flotillas. Estos permisos fueron obtenidos el 28 de septiembre de 1995 y con vencimiento en el 2015.

La compañía se acercó al IFT en tiempo para solicitar la prórroga de esos permisos que la facultan para ofrecer los servicios y las unidades de Cumplimiento y de Competencia Económica determinaron que AT&T cumplió con lo necesario para renovarle esas concesiones en particular.

NOTICIA: Confía AT&T en que el IFT reforzará medidas de preponderancia

Sin embargo, la normatividad a la fecha aplicable permite al IFT no renovarle los títulos a la compañía, debido a que AT&T ya cuenta con un título de concesión única entregado el 31 de marzo del 2016 y retroactivo a septiembre del 2015 que le faculta a vender todos los servicios que le sean técnicamente posibles ofrecer al público.

Este argumento de Unidad de Concesiones y Servicios no gustó a todo el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones, pues uno de los comisionados planteó que es válido que un operador cuente con más de una concesión única y citó que la decisión del resto de los comisionados podría contravenir los artículos 77 y 178 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR).

NOTICIA: IFT debe reforzar medidas de preponderancia: AT&T

AT&T ya es titular de una concesión única para uso comercial y esta situación le permite dar continuidad a los servicios amparados en las concesiones objeto de análisis de prórroga de vigencia, bastando para ello la inscripción en el Registro Público de Concesiones de los servicios que presta actualmente en estas concesiones y las poblaciones respectivas , resumió la Unidad de Concesiones y Servicios del IFT.

De acuerdo con Jorge Bravo, analista en Mediatelecom Policy & Law, la extinción de los títulos por el fortalecimiento de la concesión única, en este caso de AT&T, no resta certidumbre jurídica a la empresa, pues, inclusive, podría ofrecer otros servicios bajo el cobijo de este título.

Para efectos administrativos y de registro de concesiones, no tiene caso prorrogar un título sino extinguir su vigencia, porque la concesión única concede la suficiente certidumbre jurídica sobre la continuidad de los servicios y nuevos que quiera prestar , dice el especialista.

NOTICIA: Completa AT&T migración de presencia de marca en México

Si AT&T ya posee una concesión única, puede prestar cualquier servicio de telecomunicaciones. Eso no significa que tenga espectro para ello, lo cual requeriría una concesión. Por ejemplo, podría dar TV abierta vía multiprogramación o TV de paga vía su red o comprando un operador fijo .

abr