El Consejo de Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) aprobó el pasado 8 de mayo, en una sesión extraordinaria, otorgar apoyos a las aerolíneas que operan en su red de 19 terminales, entre ellos: ampliación de plazo para el pago de combustible y exención de pagos de arrendamientos comerciales y servicios aeroportuarios para hacer frente a los efectos causados por la pandemia del Covid-19

Debido a que las negociaciones se realizan con cada una de las empresas, no se han dado a conocer los impactos generados.

El primer punto del acuerdo establece que la exención de pagos será para los meses de abril, mayo y junio, y la postergación de pagos por turbosina es por 60 días, siempre y cuando las empresas que soliciten la ayuda estén al corriente de sus obligaciones, con fecha de corte del 15 de marzo.

De acuerdo con información financiera de ASA, al cierre del primer trimestre del 2020 entre las aerolíneas que tienen adeudos con la paraestatal figuran Interjet, una de subsidiarias, Aeroméxico y VivaAerobus.

Como parte de la política establecida para la aplicación de apoyos por la situación de emergencia sanitaria, las empresas deudoras tienen la posibilidad de actualizar su situación o firmar un convenio de reconocimiento de adeudos. Y se precisa a las líneas aéreas: Los intereses moratorios no son susceptibles de condonación y se deberán cubrir en los términos contractuales.

Información discrecional.

En el Consejo de Administración participan once consejeros de las secretarías de Comunicaciones y Transportes, Gobernación, Hacienda, Economía y Relaciones Exteriores, entre otros.

Desde hace diez días, El Economista solicitó al área de Comunicación de ASA información relacionada con la situación actual de los apoyos mencionados, sin que hasta la noche de ayer dieran respuesta.

En cambio, un funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) manifestó que se autorizó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) un esquema similar y que las negociaciones tendrían que ser individuales para conocer sus requerimientos, porque no todas las situaciones financieras son iguales.

En el apartado de exención de pago de arrendamientos se incluye: oficinas, módulos, mostradores y locales dentro del edificio terminal, mientras que en servicios aeroportuarios figuran: tarifas de uso aeroportuario, aterrizajes, estacionamiento en plataforma de embarque y desembarque.

Cayó 94.2% tráfico aéreo durante mayo

Efecto Covid-19: durante mayo, la industria de la aviación, nacional e internacional, transportó a 488,531 personas en vuelos regulares, lo que representó un desplome del 94.2%, respecto a igual mes del 2019. Las aerolíneas locales en vuelos domésticas movilizaron 385,641 personas y en internacionales a 25,125 personas, con caídas del 91.8 y el 98.1%, respectivamente. Mientras que las empresas extranjeras sumaron 77,765 clientes, el 96.7% menos en su comparación anual.

Cifras de la SCT refieren que en el acumulado enero-mayo, la transportación de pasajeros ha caído el 41.6% (24.3 millones de personas), debido a que en abril, primer mes completo con restricciones por la contingencia sanitarias, la disminución fue del 94 por ciento. Entre las empresas nacionales, la que mayor afectación tuvo en mayo fue Interjet, que no operó ningún vuelo internacional y tuvo una reducción del 98.9% en movimiento de pasajeros, al atender solamente a 14,835 y pasar del segundo al cuarto lugar de las que mayor actividad tenían.

Volaris, con 167,181 pasajeros se mantiene en el liderato de usuarios atendidos, a pesar de su baja del 90.6 por ciento.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx