De gira por Mexicali, Baja California, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya hubo una consulta popular en ese municipio y los ciudadanos decidieron que no se construyera una planta cervecera debido a la falta de agua.

En el evento, el primer mandatario instruyó a la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores, ahí presente, para que niegue en definitiva los permisos ambientales de construcción de la cervecera Constellation Brands.

Cabe destacar que esta semana diversas publicaciones aseguraron que desde agosto pasado, Constellation Brands reanudó la construcción de su planta en Mexicali.

“Le digo a la gente de Mexicali que tenga la confianza, que esa planta no se va a abrir. Y le pido al mismo tiempo a la Secretaría del Medio Ambiente que actúe para que de conformidad con la ley se resuelva en definitiva este asunto”, dijo López Obrador.

“Por voluntad de los ciudadanos se decidió que no operará en Mexicali en Baja California. Como sabemos, había una inconformidad desde que se entregaron en el gobierno anterior los permisos para la operación de esta cervecera y nos comprometimos a llevar a cabo una consulta ciudadana para que el pueblo resolviera como corresponde a una autentica, una verdadera democracia.

“Se llevó a cabo esa consulta y la gente expresó su sentir acerca de que no quería que se construyera esa planta cervecera en Mexicali por la falta de agua. Por eso se tomó la decisión de que no se iba a otorgar el permiso para que esta planta operara. Y ese es el compromiso. Lo expreso así con toda claridad para que no haya ningún tipo de desinformación; nosotros tenemos palabra, no somos iguales a los conservadores hipócritas del doble discurso, de la doble moral”, sostuvo.

jorge.monroy@eleconomista.mx