Luego de que el gas natural presentara incrementos de hasta 150% en el precio internacional, Altos Hornos de México (AHMSA) anunció su plan de reducción del energético en su operación diaria, y hasta el momento ha logrado una eficiencia energética del 10% en su consumo.

AMHSA dijo que, puso en marcha un conjunto de acciones para disminuir y/o sustituir el consumo de dicho energético, fundamental en los procesos siderúrgicos, y aminorar el impacto en sus costos.

“Hasta el momento, las diversas acciones adoptadas han permitido reducir en 16% el volumen del energético al intensificar las medidas de ahorro y sustitución que la empresa ha aplicado desde inicios de la pasada década”, informó Homero Pérez Ramón, director de Laminación y Servicios de AHMSA.

Ante el fuerte incremento del precio que a nivel internacional registra el gas natural, que en promedio supera el 150% en relación con las mismas fechas del 2020, la empresa acerera reaccionó para lograr una máxima eficiencia en hornos y uso de gases propios.

“La meta es maximizar el uso de combustibles de generación propia, como los gases coque y de alto horno, a fin de lograr disminución mensual de 7.5 millones de metros cúbicos de gas natural utilizado principalmente en generación eléctrica y hornos de calentamiento”, comentó Pérez Ramón.

Ese volumen, refirió, equivale aproximadamente al 10% del consumo regular de la empresa, cuyos principales costos se centran precisamente en los energéticos, tanto gas natural como electricidad de suministro externo.

La acerera trabaja para aumentar el aprovechamiento del gas coque de 87 a 95% y el Gas Alto Horno de 65 a 72%, incrementando la aplicación de ambos en calderas y hornos, a la vez que se fortalece en la mezcla energética del Alto Horno 5 con la inyección de carbón pulverizado proveniente de la Unidad MIMOSA.