Altos Hornos de México (AHMSA), una de las acereras más importantes en el país, detuvo su producción siderúrgica, en las minas de carbón y de fierro, que representa una disminución de más de 20,000 toneladas de acero líquido, por la suspensión en el suministro de electricidad y la disminución en las entregas de gas natural.

La empresa ubicada en Monclova, Coahuila, informó que muchos de sus clientes han visto perturbadas sus operaciones normales y se han generado retrasos en pagos que debería recibir AHMSA.

Este efecto, agregó, se suma a la menor venta de productos de acero, lo que se traduce en una mayor afectación a la estrecha disposición de flujos con que viene operando la empresa.

“Las plantas y minas de fierro se encuentran en protocolo de paro, sin producción y con la operación centrada en la protección de los equipos fundamentales, a fin de tener la posibilidad de una rápida reposición una vez que se normalice el abasto de energía y de combustibles”, comentó Luis Zamudio Miechielsen, CEO de AHMSA.

La empresa confía en que a la brevedad se resuelvan los problemas de abasto y una vez que se normalicen las operaciones en las minas de carbón y fierro y se reponga el abasto de los insumos fundamentales, con la aplicación de un plan intensivo de producción se trabajará para recuperar los volúmenes perdidos de producción de acero.