El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dio a conocer el sábado planes para recortar impuestos y prometió realizar gastos para subsanar años de dolorosa austeridad, menos de un mes después de que Atenas salió de un programa de rescate financiado por sus socios de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tsipras, que enfrentará elecciones en cerca de un año, usó un discurso en la ciudad de Tesalónica, en el norte de Grecia, para anunciar una serie de gastos que dijo que ayudarán a reparar los problemas tras años de austeridad y a impulsar el crecimiento. Sin embargo, también afirmó que Atenas está comprometida a mantener las metas fiscales y reformas que prometió a sus prestamistas.

Grecia acordó mantener un superávit presupuestario primario anual, que excluye costos por el pago de deudas, de 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) hasta el 2022. Hasta ahora, ha tenido un mejor desempeño que el contemplado en sus metas fiscales y la economía ha vuelto a crecer.

“No permitiremos que Grecia vuelva a la era de déficits y descarrilamiento fiscal”, declaró a una audiencia de funcionarios, diplomáticos y empresarios. Agregó que el país superará su meta de superávit primario nuevamente este año y tras un acuerdo de alivio de deuda en junio, podía “planificar con seguridad su futuro tras el rescate”.

El primer ministro prometió una reducción gradual de los impuestos corporativos a 25 desde 29% a partir del 2019, además de una disminución promedio de 30% de un impuesto anual a las propiedades, que es muy impopular, y que podría llegar a una exención de 50% para los que ganan menos.

También prometió que reducirá el Impuesto al Valor Agregado en dos puntos, a 22%, a partir del 2021.

El gobierno ya aprobó una ley para reducir las pensiones en el 2019, una medida profundamente controvertida en un país en que el alto nivel de desempleo significa que los pensionados a veces son el principal sustento de una familia. También es un grupo que ha sido contemplado para recortes más de 10 veces desde el 2010.

Tsipras afirmó que reducirá el desempleo, reinstaurará derechos laborales y aumentará el salario mínimo. Además, sostuvo que el Estado reducirá o subsidiará las contribuciones para seguro social para ciertas secciones de la fuerza laboral.

“Hoy puedo mirarlos a los ojos y decirles a cada uno de ustedes que su insistencia y su paciencia han dado frutos”, declaró, en referencia a los ocho años de reformas bajo los rescates financieros a Grecia.