El presidente Donald Trump firmó el sábado una serie de órdenes ejecutivas para ofrecer alivio económico adicional a los estadounidenses golpeados por la pandemia del Covid-19, porque sus negociadores fracasaron en alcanzar un acuerdo con el Congreso.

Trump dijo que las medidas contemplan 400 dólares, por semana, destinados a millones de estadounidenses que quedaron desempleados durante la crisis sanitaria, por lo que los estadounidenses desempleados recibirán 200 dólares menos de los 600 que recibían previamente; además, el presidente propuso que los estados tienen que subsidiar 25% de estos 400 dólares.

“Este es el dinero que ellos necesitan, les da un incentivo para volver al trabajo”, dijo Trump sobre los pagos por desempleo extendidos.

En este sentido, los republicanos sostienen que el mantenimiento de los pagos en el nivel anterior, es decir: en 600 dólares, es un desincentivo para que los estadounidenses intenten regresar al trabajo, aunque varios economistas, incluyendo algunos responsables de la Reserva Federal (Fed), rechazan esta afirmación.

Trump también señaló que se suspenderá la recolección de impuestos a las nóminas, las cuales financian la Seguridad Social y otros programas federales, una idea que había sido rechazada tanto por los demócratas como por los propios republicanos en el Congreso.

“Los demócratas del Congreso frenaron nuestros esfuerzos para extender este alivio”, dijo Trump.

Al mismo tiempo, las medidas presentadas por el presidente fueron cuestionadas, tanto por Demócratas como por Republicanos, ya que la Constitución estadounidense concede al Congreso la autoridad sobre el gasto federal, es decir, las propuestas del presidente Trump tienen que ser discutidas y aprobadas por el Congreso; sin embargo, el presidente decidió eludir al Congreso.

Pelosi alega inconstitucionalidad

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo a CNN que las órdenes propuestas son “absurdamente inconstitucionales”, sin embargo, no mencionó si los Demócratas demandarán para detenerlas. Al referirse sobre el subsidio de desempleo, mencionó que “los estados no tienen dinero para hacer eso” ya que han sufrido pérdidas y su gasto ha aumentado por la crisis económica.

Por otro lado, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, insistió en Fox News Sunday que las órdenes ejecutivas del presidente Trump sobre la ayuda para mitigar el daño del coronavirus fueron aprobadas por la Oficina del Asesor Legal del Departamento de Justicia, y dijo que los Demócratas “tendrán mucho que explicar” si desean desafiarlos en la Corte.

Sobre el subsidio estatal de 25%, Mnuchin comentó que los estados pueden utilizar el dinero ya asignado por el gobierno federal para proporcionar el porcentaje para los beneficios por desempleo, además, afirmó que “los estados han dicho que pueden poner esto en funcionamiento de inmediato”.