El tipo de interés del bono griego a diez años superó el 10% este miércoles, en un momento en que el gobierno antiausteridad se dispone a renegociar la deuda del país.

Hacia las 10:45, la tasa del bono a diez años subía a 10.080%, contra 9.476% la víspera en el mercado secundario, donde se intercambia la deuda ya emitida. Ya había superado este tope simbólico a comienzos de enero.

"No hay compradores para la deuda griega" por lo que "los movimientos de las tasas son más importantes", explica Patrick Jacq, estratega de deuda del banco BNP Paribas.

El nuevo gobierno de izquierda radical Syriza quiere renegociar la abultada deuda del país con sus acreedores, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, con el fin de encontrar una "solución viable, justa y mutuamente beneficiosa", dijo este miércoles el primer ministro Alexis Tsipras.

Según Jacq, "el riesgo de contagio es no obstante muy limitado", sobre todo después del anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de poner en marcha un plan de compra de activos entre los que se incluye deuda soberana, explica el experto.

El rendimiento del bono español subía a 1.463% contra 1.390% la víspera, el italiano a 1.605% contra 1.531%, mientras que el portugués se situaba en el 2.579% contra 2.443 por ciento.

Por su parte, los intereses que pagan los países considerados más sólidos de la zona euro, que actúan de valor refugio en periodo de aversión al riesgo, estaban relativamente estables.

Los intereses del bono alemán estaban en el 0.380% contra el 0.383% la víspera, el de Francia en 0.598% contra el 0.577 por ciento.

En el mercado bursátil, la Bolsa de Atenas perdía más del 5%, con lo que se ha dejado cerca del 30% desde inicios de diciembre y el anuncio de la secuencia electoral que acabó con la llegada al poder de un gobierno antiausteridad.

erp