En sólo seis horas, el Senado recibió y aprobó ayer en comisiones -sin objeción a lo aprobado por la Cámara de Diputados- la minuta de las reformas a la Ley General de Contabilidad Gubernamental (LGCG), cuyo objetivo es combatir la corrupción, evitar los desvíos de recursos públicos y permitir la transparencia al ordenar a los gobiernos publicar la información financiera fidedigna sobre el uso de los recursos, con el objeto de sancionar e inhibir prácticas indebidas.

Las reformas serán aprobadas este miércoles por el pleno del Senado y la minuta será turnada al presidente Felipe Calderón, quien presentó la iniciativa en calidad de preferente para que sea promulgada. De esa forma, esa minuta será la primera en México en aprobarse en menos de 60 días, plazo que dio la reforma política al Congreso para dictaminar una iniciativa preferencial.

Por la mañana, el pleno del Senado recibió la minuta de la Cámara de Diputados, la cual realizó cambios a los artículos 8, 9, 23, 77, 80 y 85 de la LGCG. Uno de ellos es para que se apoye técnica y financieramente con recursos a los municipios menores de 25,000 habitantes para que no incurran en violaciones a la ley.

ALLANAN EL CAMINO

Por la tarde, los senadores que integran las comisiones unidad de Hacienda y Estudios Legislativos aprobaron la minuta de San Lázaro, con lo que se allanó a esos cambios.

Las reformas que hoy aprobará el pleno del Senado ordenan a la Secretaría de Hacienda, así como a las entidades financieras de los estados abrir un apartado especial en su página de Internet para atender solicitudes de información con respecto a los recursos federales o locales que manejen.

Deberán poner a disposición pública la información relativa a sus fuentes de ingresos, sus obligaciones de deuda pública, sus principales programas y proyectos, los pagos efectuados a servidores públicos por salarios, los pagos por pensiones, gasto de inversión, así como sus proyectos de Asociaciones Público-Privadas, el listado de programas que serán sometidos a evaluación del desempeño, sus indicadores estratégicos y de gestión aprobados.

Toda la información financiera deberá difundirse en Internet en un lenguaje sencillo y plasmarse en un formato accesible para facilitar su uso a la población , precisa el dictamen de las reformas a la LGCG para transparentar y armonizar la información financiera relativa a la aplicación de los recursos públicos en los distintos órdenes de gobierno.

Finalmente, se establecen sanciones penales de dos a siete años de prisión, así como multa de 1,000 a 500,000 días de salario mínimo general vigente a quien cause daño a la hacienda pública o el patrimonio de cualquier gobierno.

[email protected]