El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que, en el primer semestre del año, recaudó 269,511 millones de pesos a través del programa que implementó para aumentar la eficiencia recaudatoria y la cobranza, sin necesidad de judicialización.

En el Informe Tributario y de Gestión correspondiente al primer semestre del año, el órgano recaudador, a cargo de Raquel Buenrostro, refirió que esta recaudación es equivalente a 2.4% del Producto Interno Bruto semestral.

La autoridad fiscal explicó que para este programa se realizaron diversas acciones en el área de grandes contribuyentes, fiscalización, comercio exterior, recuperación de cartera y acciones de vigilancia del cumplimiento.

A detalle, el rubro que dejó una mayor recaudación fue el de grandes contribuyentes, el cual le dejó al fisco un total de 120,616 millones de pesos. Le siguió la fiscalización, con 65,097 millones; la recaudación, con 59,983 millones y el rubro de comercio exterior con 23,814 millones.

“La recaudación tributaria es la fuente primordial del financiamiento del gobierno federal. Para ello, se debe trabajar a fin de lograr una recaudación eficiente, de erradicar las prácticas a través de las cuales algunos contribuyentes evitan o disminuyen su pago de impuestos, a fin de que cada contribuyente pague los impuestos que le correspondan, y de integrar el combate a la corrupción con el objetivo de cero impunidad. Para alcanzar estos objetivos, desde el 2020, en el SAT se está trabajando para consolidar el ABC: Aumentar la eficiencia recaudatoria, bajar la evasión y elusión fiscal y combatir la corrupción”, añadió.

Explicó que entre las acciones para aumentar la eficiencia fue imponer un programa de cumplimiento de obligaciones, con el fin de que los causantes cumplan con sus declaraciones y pagos de manera oportuna y así identificar omisiones. Asimismo, implementó otro programa de caídas recaudatorias, enfocado a identificar contribuyentes que presentan variaciones atípicas en el pago de sus declaraciones.

valores@eleconomista.mx