El Servicio de Administración Tributaria (SAT) manifestó su compromiso con la legalidad y expresó su agravio con la resolución del IFAI, en la que revoca la decisión del organismo de no revelar nombres y montos correspondientes a créditos fiscales cancelados en 2007.

En un comunicado, el SAT detalló que dicha resolución no se apega a la legalidad, porque contraviene el derecho de los contribuyentes a que su información permanezca reservada, de acuerdo con el Código Fiscal Federal y la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente.

Reconoció que toda institución, especialmente si es gubernamental, está comprometida con la legalidad y por ello el SAT está obligado, como institución, a velar porque esa reserva sea escrupulosamente respetada.

En ese contexto, el SAT presentó una demanda de juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA), a fin de que se pronuncie respecto a la legalidad de la resolución del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI).

Lo anterior, toda vez que para el SAT dicha resolución 'atenta contra el derecho de los contribuyentes de mantener bajo reserva la información que proporcionan a la autoridad fiscal'.

'El TFJFA aceptó la demanda de juicio de nulidad y decretó la suspensión, lo que permite mantener las cosas en el estado en el que se encuentran en tanto dicho tribunal dicta una resolución definitiva', agregó.

Detalló que no es la primera vez que ocurre esta situación, ya que en marzo de 2008 se presentó una solicitud de información ante el IFAI, para que el SAT entregará una relación de las personas a quienes se les cancelaron sus créditos fiscales.

En aquella ocasión, ambas partes coincidieron en que si se presentaba el reporte se estarían violando el artículo 69 del Código Fiscal de la Federación.

Aclaró que la reserva de datos fiscales existe para proteger la información que, por obligación legal, los contribuyentes de proporcionan a la autoridad fiscal, toda vez que ésta 'no le pertenece al SAT sino a los contribuyentes' mismos.

Coincidió con el IFAI en llevar el tema 'hasta sus últimas consecuencias' para que los tribunales competentes lo aborden y manifestó que el SAT acatará la resolución definitiva que, en su momento, emitan los órganos jurisdiccionales correspondientes.

APR