La manera en que algunos países grandes gestionan sus enormes déficits en cuenta corriente mientras otros mantienen abultados superávits representa un riesgo para la economía global y podría causar alteraciones en los mercados financieros, advirtió Mitsuhiro Furusawa, subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La cooperación entre los países con déficit y aquellos con superávit es indispensable para manejar esos desequilibrios, enfatizó el funcionario del FMI.

Hemos sido testigos de largos periodos de desequilibrios. Aunque hayan disminuido desde la crisis (financiera global), siguen estando por encima de los niveles deseables , dijo en un seminario organizado por el FMI en Tokio acerca del sistema monetario internacional en Asia.

Los desequilibrios mundiales han resurgido como un tema de discrepancias en la comunidad internacional después de que el presidente Donald Trump criticó a países como China, Alemania y Japón por acumular grandes superávits comerciales.

El FMI favorecerá los esfuerzos mundiales para reducir los desequilibrios fortaleciendo las redes que los países pueden utilizar en caso de que enfrenten salidas de capitales disruptivas. Con estos instrumentos, los países no requerirían acumular un exceso de reservas internacionales para estar preparados.

Necesitamos reconocer que un elemento central de las redes de seguridad es la acumulación de reservas , dijo Furusawa.

Pero la acumulación de reservas puede ser una defensa muy costosa ya que lleva a una disposición ineficiente de recursos. El funcionario del Fondo también llamó a la comunidad internacional a seguir trabajando para mejorar las medidas de protección.

En el caso de Estados Unidos

El déficit comercial de Estados Unidos subió en enero a un máximo de casi cinco años, esto debido a que el alza de los precios del petróleo ayudó a elevar la factura de las importaciones, lo que sugiere que el comercio volverá a pesar sobre el crecimiento económico del país de América del Norte en el primer trimestre.

El déficit comercial ha sido uno de los temas que más ha tocado el presidente de EU, arguyendo que el que tiene con México, su socio comercial junto con Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, es masivo .

En el 2016, lo que exportó México a EU sumó 271,000 millones de dólares y en sentido contrario, lo que compró de ese país alcanzó los 212,000 millones; generando un déficit de 59,000 millones para la primera economía mundial.