Las disposiciones gubernamentales de los últimos años que obligan a diversos sectores, entre ellos el financiero, a recabar datos biométricos de sus usuarios representan un avance para que los 126 millones de mexicanos tengan una identidad digital que les facilite hacer operaciones a distancia de manera segura tanto para ellos como para las instituciones, indicó Miguel Espinoza, director general Dicio, empresa que brinda tecnología en materia de biometría y blockchain.

En entrevista, Espinoza indicó que, si bien la autoridad financiera ha dado pasos importantes con la obligación a los bancos para el registro de los datos biométricos de sus clientes, todavía hay un área de oportunidad para que otro tipo de instituciones financieras puedan adoptar estas herramientas y así se faciliten los servicios que ofrecen.

“El escenario ideal es que México transite a una identidad digital nacional, donde las personas puedan ser empoderadas de sus datos y esto ya es irreversible, entonces el desarrollo de una identidad nacional es relevante y va a proveer mucha certeza para transacciones de todo tipo, no sólo financieras sino también, por ejemplo, para servicios médicos o gubernamentales”.

De acuerdo con el directivo de la empresa encargada de ofrecer servicios de biometría, inteligencia artificial y blockchain, indicó que los bancos han comenzado a actuar respecto a las obligaciones en materia de datos biométricos que se les han impuesto, lo cual para los de gran tamaño puede ser relativamente sencillo su implementación, pero para los más chicos les puede significar un reto importante.

“Estamos seguros de que en los grandes corporativos probablemente traigan lineamientos de integrar tecnologías de sus países de origen, pero en el segmento intermedio y casas de bolsa creemos que tenemos una gran oportunidad de apoyar para que se implemente, porque no solamente es para hacer una apertura remota sino también para revivir el concepto de la seguridad”, acotó Espinoza.

Desde hace algunos años, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores ha trabajado para emitir las disposiciones que obliguen a los bancos a contar con un registro de los datos biométricos de sus clientes y en esa labor, se han dado prórrogas para que estas instituciones puedan cumplir con la ley. Según los aplazamientos de la autoridad, desde marzo pasado ya estas entidades tenían que cumplir con el registro.

Otros rubros

Espinoza acotó que, si bien el tema de la identidad digital puede ser de mucha ayuda en el sistema financiero para hacer operaciones remotas de manera segura, también otros sectores deben de transitar hacia este modelo.

“El entorno es propicio... El acceso a la tecnología está creciendo mucho y eso democratiza porque cada persona que tiene un teléfono puede hacer operaciones de manera ágil y con una alta tecnología a bajo costo”, indicó.

El especialista remarcó que “Hay que robustecer las prácticas, cada vez tenemos algoritmos más seguros, además tenemos acceso a servicios de nube, toda esta tecnología es que se puede materializar. Necesitamos crear procesos robustos”, apuntó.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx