La debilidad del mercado interno más la incertidumbre sobre la situación económica interna y la política interna, son los principales factores que pueden obstaculizar la actividad económica en México, advirtieron especialistas del sector privado consultados por el Banco de México.

En la primera encuesta de opinión del año que condujo el banco central se observa que la política de gasto público, así como la debilidad del mercado externo, son también identificados como límites para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

De acuerdo con los resultados de la encuesta entre especialistas del sector privado, los 36 expertos consultados arrancaron el año con una expectativa de crecimiento de 3.74% para el PIB, desde 3.54% previo e hila una tercera revisión mensual consecutiva al alza.

En este entorno, sólo 12% de los analistas encuestados considera que actualmente es un buen momento para realizar inversiones, una proporción que contrasta con 6% que tenía esta percepción en diciembre.

Según los resultados, recabados entre  el 19 y 28 de enero, sigue siendo mayoría la proporción que considera que es un mal momento para invertir, como se ha observado desde febrero del año pasado. De hecho, en la encuesta recabada a fines de enero, son 65% de los consultados, quienes consideran que es un mal momento para invertir.

En contraste, una cuarta parte del total de los encuestados dice que no está seguro.

Inflación, tipo de cambio y tasas

Los especialistas consultados por Banxico consideran que la inflación registrará una variación de 3.65% al cierre del año, expectativa que incorpora un alza respecto de 3.57% previsto en diciembre. Además, se convierte en la variación más alta, desde enero del año pasado, para la inflación prevista por los expertos encuestados.

De acuerdo con los resultados, la mayoría de los especialistas considera que el tipo de cambio promediará al cierre del año en 20.18 pesos, esta cotización proyectada resulta la más competitiva recabada por Banxico desde febrero de 2020, cuando estimaron que podría quedar en 20 pesos. Los siguientes meses, el promedio de los analistas estimó que el dólar podría llegar a comprarse en 23.03 pesos, esto según el resultado de la encuesta de abril, y de ahí en adelante fluctuó entre 22 y 21 pesos por billete verde.

Con estas expectativas, los expertos consultados anticipan que la tasa de fondeo interbancario promediará al cierre del cuarto trimestre en 3.80 por ciento. Previsión que incorpora el supuesto de al menos dos recortes más sobre el premio que hoy se encuentra en 4.25 por ciento.

Banxico aclara que “estos resultados corresponden a las expectativas de los consultores entrevistados y no condicionan de modo alguno las decisiones de la Junta de Gobierno”.

IED y cuentas externas

Los expertos consultados estiman que en este año llegarán 26,243 millones de dólares vía Inversión Extranjera Directa (IED). Un flujo que incorpora un ajuste positivo sobre el pronóstico previo donde estimaron una entrada de 25,758 millones de dólares.

Anticipan que Estados Unidos registrará un crecimiento de 4.42%, que es la tasa más alta recabada en la encuesta mensual desde julio de 2020, cuando previeron que el avance sería de 4.02 por ciento.

Asimismo prevén que la balanza comercial al cierre del año será positiva en 8,050 millones de dólares y que la cuenta corriente repetirá un segundo año consecutivo con superávit, esta vez de 3,360 millones de dólares.

ymorales@eleconomista.com.mx