Los aspectos que más se analizarán del Paquete Económico 2019 son las variables macro como el Producto Interno Bruto (PIB), tasa de interés y precio de la mezcla mexicana, pues a partir de ahí se determinará qué tan realistas y posibles son las metas que se tengan en materia de ingresos, gastos y deuda.

Mauricio González, socio fundador de GEA, comentó que, por la parte del crecimiento económico, es elemental que se tenga una estimación realista del PIB para determinar los ingresos que tendrá el gobierno federal a lo largo del 2019.

“En la administración de Peña Nieto ponían crecimientos del PIB muy altos porque con ello estimaban los ingresos que tendrían por impuestos y si ponen una estimación alta del PIB van a sobrestimar los ingresos tributarios y eso puede generar problemas”, expuso.

De acuerdo con los últimos datos de los Pre-Criterios Generales de Política Económica, para el 2019 se estima un crecimiento económico del país entre 2.5 y 3.5%, lo cual podría ser modificado en los Criterios Generales que entregue la nueva administración a más tardar el 15 de diciembre de este año.

James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, indicó que ven posible el crecimiento de 2.2% para el 2019 tal como ha dicho el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera.

“Pensamos que se puede cumplir con lo que han estado filtrando de lograr un PIB de 2.2%, lo cual es ligeramente superior a lo que nosotros estimamos de 1.8%, por lo que no lo vemos tan alejado”, manifestó.

Ven demasiado optimismo en tasa de interés

Con respecto a las tasas de interés del Banco de México, el director de GEA consideró que el equipo económico de Andrés Manuel López Obrador está siendo demasiado optimista, pues han dicho que podría bajar y ubicarse en 7%; actualmente está en 8 por ciento.

“No creo que eso suceda por la incertidumbre y desconfianza que se generó tras la cancelación del aeropuerto y la iniciativa de comisiones bancarias. Es un tema en el que creo que se tendrán muchas diferencias”, explicó.

González remarcó que el problema de tener una tasa de interés menor a lo que podría ser, afectaría principalmente en el gasto, ya que subestimarían los recursos que se destinan al costo financiero de la deuda.

“Se pagaría más de lo que se presupuestó y quedaría menos dinero para otras cosas, pero una cosa es lo que presente Hacienda y otra lo que aprueben los legisladores, porque, cuando les faltaban ingresos le metían mano al precio del petróleo de exportación o al tipo de cambio; son cosas que se deben cuidar”.

En los Pre-Criterios, la tasa de interés para el 2019 se estimó en 6.8%, lo cual está muy desfasado de lo que se tiene actualmente.

Precio de la mezcla, clave para ingresos

El precio de la mezcla mexicana y la producción de exportación también serán uno de los temas claves en el Paquete Económico, ya que de ello dependerá en gran medida los ingresos presupuestarios del gobierno federal.

Salazar refirió que el nuevo gobierno podría estar considerando un precio de la mezcla mexicana en 55 dólares por barril; sin embargo, hay mucha incertidumbre sobre el precio internacional en el sentido de que los inventarios de crudo sigan creciendo, pero se teme que exista una menor demanda.

“No suena tan descabellado (55 dólares el barril de petróleo), el precio promedio que lleva en el año es parecido, esperamos que con coberturas cambiarias puedan cubrir el riesgo, por lo que no nos suena irreal; para los ingresos petroleros también será fundamental la estimación del tipo de cambio, la cual podría ubicarse en un promedio de 20 pesos el dólar”, expresó.

Agregó que la inversión por 75,000 millones de pesos que anunció López Obrador para Pemex genera muchas dudas, por lo que, si las variables macro son creíbles, la lupa de los inversionistas y las calificadoras se centrará en Pemex.

Para González, si estiman un tipo de cambio demasiado alto podría ser un efecto doble, porque si bien suben los ingresos de exportación de petróleo, también suben los gastos por importación de gasolina.

Ambos analistas concluyeron que en la medida en que el gobierno se apegue a las estimaciones de los analistas, especialmente a los del Banco de México, se tendrá confianza y certidumbre del Paquete Económico del 2019.