El producto Bruto Interno (PBI) de Brasil creció 2.3% en el 2013, de acuerdo con el informe de las Cuentas Nacionales divulgado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En el 2012, la economía de Brasil había registrado una expansión de 0.9 por ciento.

El resultado del año pasado superó las expectativas, en promedio, que había calculado 20 consultoras e instituciones financieras a Valor Data: un crecimiento de 2.2 por ciento.

El desempeño económico de 2013 fue inferior al Índice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br), que se considera un dato previo del PBI, que mostró una aceleración de 2.52 por ciento.

OFERTA Y DEMANDA

Por el lado de la oferta, la industria se expandió 1.3% el año pasado, ante el 2012, el sector de servicios cerró el año con crecimiento de 2%, y la agropecuaria avanzó 7 por ciento.

Por el de la demanda, el consumo de las familias avanzó 2.3% en el 2013. La demanda del gobierno aumentó 1.9% y la formación bruta de capital fijo, que representa la inversión en máquinas y equipamientos y en la construcción civil, creció 6.3% el año pasado.

Finalmente, la tasa de inversión alcanzó 18.4% del PBI el año pasado, ligeramente por encima de lo que se observó en el 2012 (18.2%). La tasa de ahorro correspondió a 13.9%, ante 14.6% del año anterior.

En el cuarto trimestre del año pasado, el PBI se expandió 0.7% frente a los tres meses anteriores. En esa comparación, la actividad agropecuaria se mantuvo estable, los servicios avanzaron 0.7% y la industria se contrajo 0.2 por ciento.

En relación a los últimos tres meses de 2012, el PBI brasileño creció en el período octubre-diciembre 1.9%, Agropecuaria avanzó 2.4%, servicios 1.8% y la industria 1.5 por ciento.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica