Mientras termina de cuajar el Pacto de Estabilidad Fiscal, la Iniciativa Privada le declaró la guerra al fisco en los tribunales. En todo el país, de punta a punta, las empresas a excepción de la industria maquiladora interpusieron miles y miles de amparos en contra de la reforma fiscal.

Herbert Bettinger, director de Bettinger Asesores, estimó entre 18,000 y 20,000 amparos los que entraron en una primera etapa de un número de empresas que aún se desconoce.

La controversia más común fue la limitante para los patrones en la deducción de prestaciones de sus trabajadores, dicen fiscalistas de KPMG, quienes consideran que los empresarios deberían de cuidar que el Pacto tenga un fundamento legal para que no se quede en un tratado de buenas intenciones.

El viernes pasado concluyó la primera oportunidad para hacer uso de este recurso legal, ya que la segunda será cuando se presente la declaración anual en marzo para las empresas, explicó Manuel Llaca, socio legal de KPMG, durante un seminario. Dijo que si bien todavía no se tienen cifras oficiales sobre el número de empresas que hicieron valer su defensa, un gran porcentaje se amparó en este primer plazo. Ello sin contar con las maquiladoras, ante el decreto que se publicó para suavizar el impacto.

El tema más candente, que estuvo generando más inconformidades, fue el de las prestaciones que otorgan los patrones y representan un ingreso exento para los trabajadores, porque la propia ley obliga al patrón a otorgar las prestaciones y si no, incurren en violaciones a la ley o sindicales , explicó. Esto generó muchas inconformidades a lo largo de todo el país, aseguró.

Sobre los amparos colectivos en contra del IVA en la frontera comentó: Se refiere a que un buen número de personas físicas o morales se incluyeron en una demanda de amparo de manera colectiva y que es presentada ante los tribunales. Cuando salga una sentencia, si cada quejoso que está contenido en esa demanda logró probar las características para el amparo, la sentencia negará o concederá el amparo a todos , pero aclaró que esta figura opera diferente a la del derecho anglosajón.

CUÁNTOS FUERON

En entrevista por separado, Herbert Bettinger explicó que si bien se puede hablar de 20,000 amparos, de éstos entre 10,000 y 15,000 son los que promovieron los despachos de prestigio y al considerar otros despachos, la cifra podría ser de entre 18,000 y 20,000. Falta ver cuántas empresas recurrieron a este recurso, porque un amparo puede defender a 100 empresas.

Del colectivo, estableció que si bien está previsto legalmente, lo difícil es el tiempo en que tarda en instrumentarse para presentarlo. Bettinger asesoró a unas 25 empresas en 23 estados de la República. Lo que observó fue que dos fueron las medidas más impugnadas: el límite de deducción de prestaciones y la obligación de subir a la plataforma del Servicio de Administración Tributaria (SAT) la contabilidad de las empresas. Otros amparos más especializados fueron la inconstitucionalidad del impuesto sobre combustibles fósiles, y el IEPS a alimentos de alto contenido calórico y refrescos.

Y después de los amparos, la expectativa está sobre lo que traerá el Pacto de Estabilidad Fiscal.

Para Ignacio Sosa, socio de impuestos corporativos de KPMG, no se conocen las bases ni los términos, pero los empresarios deberían cuidar que sea un documento legal bajo un decreto. Suena a muy buenas voluntades, pero ya pasamos un proceso legislativo bastante desgastante y técnico por la reforma para el 2014 .

También se hicieron ya algunos ajustes que están en decreto y consideró: Hay que tratar de seguir el Estado de Derecho, que sea un decreto en donde queden totalmente claras por escrito las reglas que se jugarían en ese sentido. Que el Pacto fiscal tenga un fundamento legal, entre más años mejor, porque da claridad a la inversión sobre las reglas del juego .

Miguel Ortiz, socio líder de impuestos de KPMG, dijo que el Pacto afectará el proyecto BEPS, porque podría diferirse. Los fiscalistas de KPMG coincidieron al afirmar que el Pacto es como el diablo, porque todo mundo habla de él pero nadie lo conoce .

AMPAROS DEL PASADO

  • En el 2008 se presentaron 244 diarios en contra del IETU.
  • En el 2007 sumaron 23,802 en contra del ?impuesto al activo, ley del ISSSTE, Código Fiscal y Tenencia.
  • En el 2006 se interpusieron 13,164 en contra del ISR, Código Fiscal, IVA y Tenencia.
  • Son 18 meses en promedio lo que tarda en resolverse un amparo que cuesta entre 500,000 y más de 1 millón de pesos; los colectivos, desde 3,000 pesos.