A pesar de los esfuerzos por aumentar la recaudación de impuestos y de las reformas fiscales recientes, México se mantiene como el país donde menos impuestos y contribuciones sociales se pagan entre los 36 integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con sus estadísticas anuales de ganancias tributarias, México registró el equivalente a 16.2% del PIB en ingresos tributarios durante el 2017.

Estos ingresos sufrieron una moderación respecto de los recaudados un año antes, que fue equivalente a 16.6% del Producto, es poco menos de la mitad de la tasa promedio de recaudación que logran los países OCDE, que es equivalente a 34% del Producto y quedó lejos del líder recaudador del grupo, que es Francia, quien ingresó también el equivalente a 34.2% de su PIB.

La entidad ha explicado que esta desaceleración en la recaudación no es privativa de México, se identificó desde marzo, cuando divulgaron las estadísticas tributarias para América Latina y ahí expusieron que podría estar vinculada al contexto económico del 2017 que era probable que se revierta con la mejora del clima económico.

No obstante, para los países miembros, el 2017 fue el año que registraron el mayor ingreso fiscal en la historia. Todos, salvo México.

La información de la OCDE resulta oportuna, en tanto el presidente, Andrés Manuel López Obrador, consignó que como ya no habrá corrupción en su gobierno, “ya no habrá pretexto para que se dejen de pagar impuestos”. Y que se ha comprometido a no impulsar una reforma tributaria al menos en los primeros tres años de su gestión.

Impuestos al consumo y otros, al sótano

En las estadísticas actualizadas que presentó hoy la OCDE en París, se observa que México también queda como el que menos recauda en contribuciones sociales, que al cierre del 2017, generaron ingresos equivalente a 2.1% del PIB. La recaudación por esta vía se ha mantenido sin cambios, en este nivel desde el 2010.

Al listar los 34 países en función de los recursos generados por esta aportación, resulta que el líder de la Organización vuelve a ser Francia, que logra ingresar el equivalente a 16.8% del PIB a sus arcas.

En las estadísticas de la entidad, se observa que la situación del que menor recauda en el grupo, se mantiene también por México en los impuestos de propiedad, donde consigue ingresar el equivalente a 0.3% del PIB, nivel que se mantiene sin cambio desde hace 17 años. En este impuesto, también Francia con 4.4% del PIB de ingreso.

Pero sí han crecido

De acuerdo con las estadísticas de la entidad, los recursos generados en México por la fiscalización a ganancias e ingresos, son equivalentes a 7.2% del Producto.

Aquí vuelve a quedar México a la cola del comparativo OCDE, que es encabezado por Dinamarca, quien ingresa 29.4% del Producto

No obstante, la recaudación generada por la fiscalización a ganancias e ingresos en el país, ha tenido un incremento desde 5.2% del PIB que recaudaba en el 2012.

Otro impuesto que ha presentado un incremento en la recaudación, es el de bienes y servicios, que en el 2017 representan 6.4% del PIB que vuelve México a quedarse a la cola del comparativo.

Sin embargo, se trata de un recaudo superior al que tenía el país por estos gravámenes en el 2010, que era equivalente a 4.5% del Producto y que ha venido en aumento desde el 2012.

[email protected]