La merma en la inversión pública experimentada en los últimos años tendrá efectos más allá del corto plazo y limitará el crecimiento de América Latina y el Caribe, advirtió la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

“Debemos proteger los gastos púbicos para que no sean utilizados como la variable de ajuste (...) se registró una preocupante disminución de los gastos de capital en varios países que condujo a una caída de estas erogaciones para el conjunto de América Latina de 3.7% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2016 a 3.5% en el 2017”, argumentó.

Al inaugurar el Seminario Regional sobre Política Fiscal con motivo del 70 aniversario de la Comisión, la funcionaria destacó la necesidad de “repensar las reglas fiscales existentes en la región para que puedan otorgar más espacio a la inversión pública”.

A partir de un nuevo planteamiento de estas reglas fiscales, se puede mejorar la acumulación del capital fijo en el largo plazo, consignó desde Santiago de Chile, sede de la Cepal.

“La mejora de la calidad del gasto a mediano y largo plazos requiere además de un refinamiento de los instrumentos de política fiscal, una consolidación de los procesos, sistemas e instituciones para materializar el gasto en políticas y programas públicos”, dijo.

Esta consolidación permitirá en última instancia, brindar bienes y servicios para que los ciudadanos mejoren sus condiciones de vida.

De acuerdo con Bárcena, “es necesario priorizar el gasto en infraestructura, destacando la importancia de impulsar la inversión pública como un puente hacia el futuro”.

GASTO EFICIENTE GENERA DESARROLLO

La funcionaria reconoció que “resulta inevitable cierta insatisfacción” al comprobar el crecimiento de la presencia estatal y su debilidad o insuficiencia para lidiar con los graves problemas sociales y económicos de los países de la región.

“Es preciso considerar estrategias de mediano plazo para recorrer un sendero de reformas progresivas que no es único ni permanente y debe adaptarse a los rasgos de cada política en cada lugar y momento”, agregó.

Una de estas estrategias, de las primeras a establecer según la Cepal, tendrá que ser la protección de la permanencia de la burocracia que cuenta con experiencia y eficiencia la capacidad de ejecutar cada una de las políticas de gasto público.

MOVILIZAR RECURSOS, DETERMINANTE

Explicó que la movilización de recursos internos sería determinante para conseguir un desarrollo sostenible.

Pero en la mayoría de los países de la región, estos recursos se encuentran por debajo de su nivel potencial “por deficiencias en el diseño y administración de los tributos y principalmente por la elevada evasión impositiva, tanto en el ámbito interno como internacional”.

No se trata sólo de discutir el punto final de ese recorrido, sino también el funcionamiento de los sistemas durante un periodo de transición que necesariamente será prolongado y obligará a redefiniciones, comentó.

“Resulta central para el análisis y diseño de la política fiscal refinar el concepto de discrecionalidad. Para ello es necesario contar con una buena tipología de las reglas fiscales utilizadas en la región así como de las diferentes formas de discrecionalidad”, concluyó.

[email protected]