Durante años, los bancos y las empresas de tecnología han intentado digitalizar la documentación necesaria para garantizar el financiamiento de todo el proceso comercial presente en las exportaciones e importaciones transfronterizas, pero el esfuerzo ha sido insuficiente. La solución podría llegar de la mano de las plataformas basadas en el blockchain, que posibilitarían un aumento anual de ingresos para la banca mundial de 2,000 millones de dólares, según Bain & Company.

La consultora analiza en colaboración con HSBC las ventajas del blockchain en este campo en su informe Rebooting a digital solution to trade finance, que cifra en 1.1 billones de dólares el aumento del volumen global del comercio para el 2026, estimado en la actualidad en 16 billones de dólares. En este proceso, la banca ya ingresa 7,700 millones de euros anuales por la documentación para el financiamiento de estas operaciones, que podrían crecer en los 2,000 millones ya citados gracias a esta nueva tecnología.

El problema hasta el momento, según el estudio, parte de que los esfuerzos para lograr esta digitalización siempre han sido insuficientes porque cada proyecto se ha centrado únicamente en una pequeña parte de todo el proceso, mientras que las soluciones no se han comunicado bien entre sí. El blockchain reduciría costos y tiempos, por lo que los bancos financiarían más transacciones comerciales documentadas, se atraerían nuevas compañías que no participan actualmente en el comercio transfronterizo y las empresas cambiarían las operaciones para mitigar riesgos.

Soluciones desconectadas

“Los bancos están atrapados entre la espalda y la pared cuando se trata de dar financiamiento a las importaciones y las exportaciones. La gama de soluciones hasta la fecha está desconectada (son como islas digitales con un documento que, a menudo, sirve de puente entre ellas), pero los bancos quieren evitar gastar más en sistemas externos, además de las inversiones que ya han realizado en canales comerciales digitales y sistemas de back-office”, explica Sen Ganesh, socio de Bain & Company.

“La tecnología blockchain tiene el potencial de abordar los cuellos de botella actuales en el financiamiento del comercio, redefiniendo radicalmente los procesos del comercio global”, añade.

Joshua Kroeker, responsable del área de blockchain y DLT (distributed ledger tecnology) para el financiamiento a las exportaciones e importaciones en HSBC, añade: “En el futuro, la colaboración de toda la industria, combinada con plataformas de cadenas de bloques interoperables, satisfará la demanda del financiamiento al comercio y permitirá que el comercio global alcance su máximo potencial”.

Para que el sistema funcione, todos los actores de la industria deberán adoptar reglas comunes que permitan digitalizar las operaciones desde el inicio hasta el final. También será necesaria una inversión significativa para el desarrollo tecnológico y su integración con los sistemas bancarios actuales.

El informe también señala la necesidad de que ciertas instituciones desempeñen un papel de superconectores: los grandes bancos, las agencias gubernamentales u otras entidades de confianza, que servirán de puente entre las redes empresariales para compartir información crítica.