El director gerente interino del FMI, John Lipsky, expresó el jueves su pesar por tener que dar un discurso en lugar de Dominique Strauss-Kahn, quien renunció al principal cargo del fondo mientras permanece detenido acusado de agresión sexual en Nueva York.

"Lamento profundamente las circunstancias que me han obligado a sustituir al director gerente del fondo", dijo Lipsky en comentarios preparados para un discurso en el encuentro anual de Bretton Woods.

Lipsky dijo que Europa y el Fondo Monetario Internacional deben seguir apoyando los intentos de reformas en los países de la zona euro que enfrentan crisis de deuda soberana.

Agregó que las naciones de mercados emergentes preocupadas de contener un eventual aumento de capitales volátiles hacia sus economías podrían justificar la aplicación de controles de capital.

RDS