La Reserva Federal de Estados Unidos abrió una facilidad adicional de intercambio de dólares con bancos centrales extranjeros, a partir de la recompra de Bonos del Tesoro de aquel país.

Se trata de un programa temporal de seis meses a partir del 6 de abril, donde las autoridades monetarias de otros países podrán acordar el cambio de instrumentos de deuda soberana de Estados Unidos que tengan en su poder, a cambio de dólares estadounidenses. Divisas que a su vez, podrán poner a disposición de instituciones financieras y corporativos de sus respectivas jurisdicciones.

En un comunicado, la Fed detalló que esta vía de intercambio de dólares por Bonos del Tesoro de Estados Unidos, más las líneas swap como las que habilitó el 19 de marzo para el Banco de México, entre otros, ayudarán a relajar las tensiones en los mercados globales de financiamiento en dólares.

El programa de intercambio temporal de dólares por Bonos del Tesoro, está dirigido a las autoridades monetarias que tienen una cuenta abierta en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

El uso de este tipo de canjes entre bancos centrales, por dólares, se puede evidenciar en la subasta directa de 5,000 millones de dólares que dirigirá al Banco de México entre instituciones de crédito el 1 de abril.

Estos 5,000 millones que ofrecerá al mercado, vienen de los 60,000 millones de dólares que canjeó el banco central mexicano con la Fed de Estados Unidos en la Línea Swap. No tienen un costo para México, pues se cambian los dólares por pesos, ni genera una sangría en las reservas internacionales, como en 2017, cuando tomaban los recursos del saldo de activos del Banxico y también ayudará a ordenar los movimientos del mercado cambiario.

Tal como lo señaló en su momento el cronista del Banco de México, Eduardo Turrent, con este tipo de operaciones la Reserva Federal de Estados Unidos asume tácitamente la función de prestamista mundial de última instancia.

Pero también se beneficia Estados Unidos

El comunicado del anuncio viene acompañado de una hoja de preguntas y respuestas, donde precisan que “al permitir que los bancos centrales utilicen los valores para conseguir dólares rápida y eficientemente, se apoya también al mercado local de dólares estadounidenses y se refuerza de forma más amplia la confianza”.

“La estabilización de los mercados en dólares extranjeros apoyará a su vez las condiciones económicas mundiales, beneficiando a Estados Unidos a través de muchos canales, incluidos la confianza y el comercio”.

Ahí mismo, precisan que para tener acceso a esta facilidad, los bancos centrales e instituciones monetarias extranjeras deben tener una cuenta abierta en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, y tendrán que presentar una solicitud que será aprobada directamente por la Fed.

“Coreógrafo” de operaciones de banca central

En esta misma sesión de preguntas y respuestas, aclaran que los bancos centrales que tienen una cuenta abierta en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, tienen a su disposición una amplia gama de servicios de custodia de oro, valores y pagos, compensaciones, liquidación e inversiones, así como corresponsalía bancaria. 

En la página del Banco de la Reserva de Nueva York, en un apartado titulado “Coreógrafos de operación de Banca Central” destacan su experiencia en ofrecer servicios críticos para la estabilidad financiera mundial.

Estos servicios permiten a los titulares de las cuentas realizar pagos transfronterizos, invertir, liquidar y mantener reservas en dólares estadounidenses así como mantener una red de canales bancarios que pueden estabilizar los mercados financieros en tiempos de estrés.

El Banco de la Reserva Federal de Nueva York provee servicios de banca a la comunidad internacional desde 1917.

[email protected]