El ministro de Hacienda en Chile, Ignacio Briones, señaló que el desempleo aumentará considerablemente de aquí a fin de año, si se mantiene la actividad del país semiparalizada.

Consultado en una sesión de la comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados por la posibilidad de subir el salario mínimo, el economista en su respuesta indicó que la cantidad de personas sin trabajo se incrementarían en 300,000 en caso de que la situación país no se normalice y, con ello, la actividad económica. Ante ello, dijo que aumentar el salario mínimo sería perjudicial. “Si esto no para ahora, vamos a tener un incremento del desempleo con alta probabilidad de 3 puntos, 300,000 personas de aquí a fin de año y principio de año próximo y una cifra mayor a esta el año que sigue”, dijo Briones.

En esas condiciones, agregó el jefe de las finanzas públicas, “la peor receta que uno puede hacer es subir el sueldo mínimo en casi 20%, que equivaldría pasar de 301,000 a 350,000 pesos”.

Sobre la posibilidad de una recesión técnica en la economía local el próximo año, Briones señaló que “no es descartable” y que dependerá de “qué pase hacia delante” con la convulsión social. Las autoridades locales estiman que la economía chilena crecerá en torno a 2 por ciento. Adicionalmente, el titular de Hacienda abordó el escenario de una recesión técnica para la economía chilena el próximo año, lo que ha sido sugerido por economistas como José de Gregorio y el presidente de la CPC, Alfonso Swett.

Sobre cuánto podría contraerse la economía en ese escenario, enfatizó que “depende de si somos capaces de ponernos de acuerdo y lograr que la cotidianidad del día a día vuelva, mientras que la cotidianidad no vuelva, que el almacén vuelva a abrir, que el proveedor pueda distribuir sus productos, podemos prepararnos para un escenario muy negativo”.

Riesgo país ya no es el menor de América Latina

Las manifestaciones en el país han impactado a todos los activos chilenos, mientras que los inversionistas miran con nerviosismo la extensión del conflicto social y el efecto que pueda tener en la economía nacional, llevando la percepción de riesgo del país a máximos que no veía desde principios de año. En este momento, el CDS a cinco años de Chile en dólares —instrumento derivado utilizado para ver la probabilidad asignada por el mercado a un cese de pagos por parte del país— se ubica en 51.84 puntos base, su máximo valor desde mediados de enero.

Desde que empezó el conflicto social, el 18 de octubre, el riesgo país se ha empinado 53.51%, equivalente a 18 puntos base. Con estos movimientos, Chile perdió la cualidad del país con menor prima por riesgo de América Latina. Por primera vez desde el 2002, la prima por riesgo chilena supera a la panameña, que se ubica en 51.48 puntos.