Las notas de las calificadoras no son de preocupación, por el contrario, ya estaban descontadas por el mercado, aseguró el director general de HSBC México, Nuno Matos, quien destacó que es necesario que haya mayor claridad sobre los apoyos e inversiones de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“No nos preocupa de ninguna forma estructural, estamos muy convencidos de que México y Pemex van a mantener el grado de inversión, pero lo que están diciendo las calificadoras es que es necesario alguna clarificación”, dijo Matos.

En entrevista con Notimex, el directivo precisó que el mercado espera que se aclare el tipo de proyectos que desarrollará la petrolera, la manera de financiarlos y qué tipo de soporte tendrá del gobierno mexicano.

Cabe destacar que la agencia calificadora Standard and Poor´s ajustó ayer de estable a negativa la perspectiva de Pemex, luego de que el viernes pasado hizo el mismo ajuste a la calificación soberana de México.

Ello, debido a la probabilidad de un apoyo extraordinario por parte del gobierno mexicano en un escenario de estrés financiero, donde la acción también alcanzó a la Comisión Federal de Electricidad, 77 instituciones financieras (incluido HSBC) y otras empresas de consumo.

Esta acción se suma a las tomadas por la agencia calificadora Fitch, que bajó la perspectiva de Pemex en enero pasado y a la calificación de deuda soberana en noviembre del año pasado.

En ese sentido, Nuno Matos explicó que estas medidas "ya estaban más que descontadas por los mercados”, y destacó que el gobierno mexicano soportará a Pemex en todo momento.

Agregó que aunque las medidas para apoyar a la empresa del Estado fueron tomadas como “insuficientes” por el mercado, no se debe esperar que haya una solución inmediata y “que sea el milagro de Pemex”, porque los problemas de la petrolera no se generaron hace meses, sino que se acumularon durante décadas.

“Esperamos que en dos o tres meses el gobierno mexicano y la administración de Pemex regrese a los mercados comunicando medidas adicionales para fortalecer las finanzas de Pemex, y también dejar claro los proyectos que hará, cuáles no y los tiempos”, indicó.

El director general de HSBC comentó que, a pesar del cambio en las notas de las agencias calificadoras, “el consumo se sigue comportando de forma positiva, la inflación está a la baja, el desempleo sigue en niveles históricamente bajos, el nivel de Inversión Extranjera Directa sigue en forma saludable y el nivel de las remesas sigue batiendo records mes tras mes”.

Por ello, reiteró que “el mercado le está pidiendo a la administración una clarificación a nivel de Pemex y de proyectos de infraestructura que se van a desarrollar, pasada esa clarificación lo que estoy viendo es que el gobierno está absolutamente comprometido con la disciplina fiscal y esto es lo importante”.

El directivo destacó que el desempeño del primer trimestre del año estuvo un poco condicionado por el tema del combate al robo de combustible, así como por algunas huelgas inesperadas, pero “la economía mexicana va a crecer cerca del 2.0 por ciento, puede que un poquito menos”, puntualizó.

erp