La agencia Standard & Poor's (S&P) cambió este lunes a negativa la perspectiva de calificación para Petróleos Mexicanos (Pemex), tras la acción similar sobre la nota del soberano.

En un comunicado, confirmó que se mantiene con la calificación “BBB+” que es tres escalones arriba del grado de inversión, ante el continuo deterioro de los perfiles de riesgo de negocio y financiero de la empresa.

S&P detalló que la perspectiva negativa de la calificación en escala global refleja la del soberano y la opinión de la agencia de que “la estrecha relación entre la empresa y el gobierno se mantendrá sin cambio durante los siguientes años”

Analistas de la agencia explicaron que la evaluación del perfil crediticio individual de la petrolera, esto es sin tomar en cuenta el apoyo del gobierno federal, fue recortada, de “BB-“, donde se encontraba a “B”. Ambos escalones son ubicados dentro del grado especulativo.

De acuerdo con su análisis, la empresa tiene comprometida la recuperación de sus principales líneas de negocio. Además, sostuvieron que “el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la petrolera es insuficiente respecto de las necesidades multianuales de inversión de capital”.

La calificadora mantuvo el viernes la calificación crediticia de México en "BBB+" pero cambió a negativa la perspectiva de la nota citando preocupaciones sobre las previsiones de crecimiento. Explicó que la perspectiva refleja el riesgo de que el cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación privada en el sector energético pueda aumentar los pasivos contingentes del soberano.