El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal (Fed) dejó sin cambio las tasas de interés en el rango de 2 a 2.25% y advirtió que “la inversión de las empresas ha moderado la rápida expansión que arrojó desde que inició el año”.

La decisión se tomó de manera unánime y en línea con las expectativas del mercado y, como cada anuncio, advirtieron que continuará la gradualidad en el aumento de tasas en la medida en que la expansión de la economía lo permita.

En el séptimo anuncio monetario del año, el comité de la Fed sostuvo que “la actividad económica (de Estados Unidos) se ha mantenido en una sólida expansión”.

“Las ganancias del empleo se han mantenido fuertes en los últimos meses y la tasa de desempleo ha disminuido, lo que ha favorecido al gasto de los hogares, que ha seguido creciendo fuertemente”, expuso.

No obstante, destacaron la moderación en la inversión fija de los empresarios, lo que, a decir de analistas de Oxford Economics, apuntala la tendencia de los miembros del comité a pausar la tendencia alcista en la subida de tasas. Sin embargo, expertos de la consultoría advierten un tono hawkish, que en lenguaje monetario indica restricción, pero de cara al 2019.

Desde diciembre del 2015, el banco central de EU ha impulsado ocho subidas de tasas. Tres de ellas, este año, bajo la gestión de Jerome Powell como presidente de la Fed.

Subida en diciembre

Las cotizaciones del mercado de futuros están señalando, tras el anuncio, que hay 93% de probabilidad de un aumento de tasa para diciembre.

Esta expectativa, a la que están poniendo precio, confirmaría las señales recogidas en los dot plots de septiembre, donde una encuesta interna entre los integrantes del FOMC arrojó que podría venir una nueva subida de tasas antes de terminar el año. Como no se dio en esta ocasión, se desplaza la expectativa a diciembre.

Pero no coinciden con el mensaje recabado en este mismo ejercicio de los dot plots, que en septiembre indicaron tres subidas más en el 2019. El mercado de futuros está apostando sólo por dos incrementos el año entrante.

Con ellos concuerdan estrategas de Capital Economics, que anticipan dos alzas más en la primera mitad del 2019.

“Hacia la mitad del año entrante, de cualquier manera, esperamos que la actividad económica se suavice por debajo de su nivel potencial, lo que podría forzar a la Fed a poner en pausa la subida”, consignaron en una nota a sus clientes.

Según el calendario del FOMC, queda una reunión y anuncio monetario en el año, programada para los días 18 y 19 de diciembre, donde divulgarán una actualización de los llamados dot plots con las expectativas económicas y de la tendencia monetaria de los miembros del comité.