La proyección que tiene el gobierno de México para el Producto Interno Bruto (PIB) del 2022 de 4.1%, integrada en el Paquete Económico es la misma que divulgó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en julio pasado, observó el gobernador del Banco de México Alejandro Díaz de León.

Pero matizó que ante la incertidumbre que prevalece por el avance de la pandemia es importante dar seguimiento a su impacto económico y recordó que el mismo FMI presentará una actualización de pronósticos económicos mundiales en octubre .

Al presentarse en el Foro virtual “Expansión Summit”, explicó que ellos mismos, en el Banco de México, están otorgando una revisión diaria al comportamiento de los sectores económicos y al avance de la pandemia para incorporarlo en sus proyecciones.

Apenas el pasado 31 de agosto el Banco de México presentó su actualización de pronósticos donde informó que su escenario central para 2022 es de un crecimiento del PIB de 3%, con un rango que va de 2% a 4 por ciento.

En el mismo webinar de Banxico explicó que las tasas de interés sí ayudan a los países a tener un menor costo de endeudamiento pero acotó que en el caso del gobierno, es la estabilidad financiera y la capacidad de generar ingresos vía recaudación, la forma más accesible para conseguir menores costos de financiamiento.

Bitcoin, inversión de alto riesgo

Previo, en un webinar que organizó por vez primera el Banco de México, el gobernador fue cuestionado sobre los criptoactivos y el uso del Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador.

“Si un criptoactivo no ofrece un buen resguardo de valor por su volatilidad tan marcada, donde su precio puede subir un día y bajar al otro, la población termina por transferir esa misma volatilidad al poder de compra de la gente. Uno no va a querer que su poder de compra y su salario baje 10% de un día para otro. Esa volatilidad no la quiere uno para el poder de compra y no es por tanto un buen resguardo de valor”.

Resaltó que por sus características los criptoactivos no son una moneda de intercambio. De acuerdo con el gobernador, “un bitcoin se asemeja más a una división de metal precioso que a una moneda de uso legal y cotidiano”.

ymorales@eleconomista.com.mx