El drama que vive Estados Unidos es cómo evitar que su economía se vuelva a caer en los próximos dos años, ante la serie de riesgos que enfrenta en su mercado interno y en el contexto global, advirtió Nicolás Eyzaguirre, director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el Hemisferio Oeste.

Previó que las autoridades de aquel país tendrán que lidiar con un mercado de vivienda que sufrirá una segunda caída, bajo un escenario de endeudamiento excesivo, a lo que se suma el impacto de un precio del petróleo que podría llegar a los 200 dólares.

Estados Unidos utilizó sin moderación los estímulos fiscales, incrementando de modo peligroso su deuda (...) Necesita un ajuste fiscal de tres puntos del PIB en el 2012 y otro de dos puntos en el 2013. Así que ése es el drama: ¿cómo evitar que la economía se vuelva a caer si hace la consolidación fiscal? , comentó.

De visita en México para presentar el reporte semestral titulado Panorama Económico para el Hemisferio Oeste , explicó que el mercado laboral de EU está mejorando lentamente. La proporción de gente empleada es extraordinariamente baja, lo que limita la capacidad de compra .

La expectativa de creación de plazas empeora, aclaró, si se toma en cuenta el riesgo real de que el sector vivienda sufrirá una segunda caída antes de recuperarse.

De acuerdo con el funcionario, este segmento suele dirigir las decisiones de consumo de los estadounidenses, las de inversión de las constructoras y es en sí, un importante generador de empleos.

CONTAGIO LIMITADO

Según Eyzaguirre, el riesgo para México bajo este escenario negativo de EU es limitado, pues en su opinión el ciclo económico de México no depende completamente de Estados Unidos .

El funcionario expuso que la demanda industrial de EU sí se está recuperando, lo que ha dado una velocidad de crucero razonable para México .

Los bienes de consumo durable de los estadounidenses, como los automóviles, se cambian cada dos o tres años en Estados Unidos para evitar la depreciación, refirió.

Sin embargo, por la recesión de aquel país se prolongó este periodo de cambio a tres o cuatro años. Así que la expectativa podría favorecer la demanda de productos de México, argumentó Eyzaguirre.

Agregó que la demanda interna en México es mucho más consistente y en eso basa su expectativa de un crecimiento del PIB, por arriba de 4.5% para este año.

No obstante, anticipó que para el año próximo, la economía producirá a un ritmo inferior, más cercano al crecimiento potencial de entre 3 y 3.5% por la ausencia de reformas estructurales.

La economía mexicana podría crecer entre uno y un punto y medio más del PIB si se echan a andar las reformas estructurales del mercado laboral, el energético y el sistema fiscal , proyectó.

[email protected]