Durante febrero, la recaudación que se obtiene del Impuesto al Valor Agregado (IVA) presentó una reducción de 2.9%, respecto del mismo mes del 2018, para hilar tres meses a la baja, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En su reporte de finanzas y deuda pública, la dependencia indica que a febrero, por dicho gravamen, el erario se benefició con 75,017.9 millones de pesos, lo que representó 28.9% de los ingresos tributarios.

La primera reducción se registró en diciembre del 2018, mes en que tomó posesión el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al disminuir 0.1%; en enero la caída fue de 12.3 por ciento.

Si se considera el acumulado, enero-febrero, los ingresos que se obtienen por el IVA reportaron una reducción de 8.2%, en términos reales y respecto del primer bimestre del 2018.

La Secretaría de Hacienda explica en su reporte que la caída se debió a los adeudos pendientes de saldos a favor provenientes del ejercicio fiscal anterior.

Analistas consultados por El Economista explicaron que la menor recaudación del IVA se debe a diversas razones, como un menor dinamismo en el consumo, el efecto de cobrar un menor impuesto en la frontera (de 16 a 8%) y a que se tenga un menor crecimiento económico al cierre del 2019.

ISR, salvavidas del gobierno

Los ingresos que se obtienen por el cobro del Impuesto sobre la Renta (ISR) fueron una especie de salvavidas para el gobierno, pues en febrero crecieron 5.4% anual, en términos reales.

En total, sumaron 134,606.5 millones de pesos, lo que representó 51% de los ingresos tributarios y 33% de los totales del sector público. En el primer mes de la administración, la recaudación del ISR creció 0.7% y en enero se elevó 1.4 por ciento.

Si se considera el acumulado, enero-febrero, los ingresos por dicho impuesto crecieron 3.1% anual, lo que significó recursos por 306,619.5 millones de pesos.

Otro ingreso que dio un respiro a las finanzas públicas fue el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS); éste creció 18.5% en febrero, con lo que aportó ingresos al erario por 40,471 millones de pesos.

Lo anterior se explica en gran medida a los recursos que obtuvo el gobierno por el cobro del IEPS a gasolina y diesel,que sumaron 22,023 millones de pesos, 38.2% más que en enero del 2018.

Petróleo aporta 15%

Los ingresos que se obtienen de la renta petrolera volvieron a caer; en febrero aportaron a las arcas del gobierno 61,002 millones de pesos, esto es 15% de los ingresos totales.

Dicho monto fue 4.2% menor a lo registrado en febrero del 2018. Si se considera el periodo enero-febrero, la reducción fue de 32.7%, respecto del primer bimestre del año anterior.

Hacienda indicó que ello se debió a la disminución en el precio promedio de la mezcla mexicana de petróleo (8.6% anual) y en la producción de petróleo (11.9% anual).

Con lo anterior, en general, los ingresos presupuestarios del sector público a febrero fueron por 405,985.4 millones de pesos, un  alza de 0.4 por ciento. Si se considera el acumulado, los ingresos fueron por 853,944.7 millones de pesos, una caída de 3.9 por ciento.

[email protected]