El impacto negativo para la retención y atracción de inversiones a México propiciado por la reforma tributaria de Estados Unidos podría ser compensado por otros factores como el tipo de cambio y la eliminación de deducciones de impuestos estatales, afirmó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

El Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto de reforma tributaria este sábado, propuesta que ahora deberá armonizarse en una comisión legislativa bilateral con respecto a la que salió el pasado 16 de noviembre de la Cámara de Representantes.

“Hay que terminar de ver con la gradualidad el impacto final,cuál va a ser el efecto de este cambio. Sin duda, frente al mundo, aparentemente será más atractiva la inversión en Estados Unidos, pero eso también tiene un efecto en los mercados cambiarios y repercute en los flujos de inversión. Entonces tenemos que ser muy cuidadosos con todos los detalles de esta reforma”, dijo Guajardo.

El proyecto prevé también un impuesto único de 12% sobre las ganancias extraterritoriales acumuladas de las empresas multinacionales en efectivo, y de 5% para las que no son en efectivo.

“Si no se logra a través de crecimiento aumentar la plataforma de recaudación, se revertirán algunos de los descuentos que se ejecutaron”, comentó Guajardo.

El funcionario indicó que el gobierno mexicano analiza en paralelo hacer ajustes a la política fiscal de México que pudieran compensar ciertas ventajas obtenidas con la nueva política tributaria estadounidense.

Para Estados Unidos, la principal fuente de recaudación impositiva se origina de las empresas, quienes contribuirían menos por concepto del Impuesto sobre la Renta, pero perderían algunas deducciones que ahora pueden hacer.

“También recordemos que se eliminaron las deducciones en impuestos estatales, que son muy onerosas para el sector privado. Eso quiere decir que las empresas tendrán una tasa reducida, pero no podrán descontar los impuestos que se cobran en cada estado”, refirió Guajardo al término de la entrega del Premio Nacional a la Tecnología y la Innovación.

objetivo, mantener ritmo de la ied

Son necesarios cambios en impuestos

A raíz de la reforma fiscal en Estados Unidos, es necesaria otra reforma en México, con la finalidad de se pueda continuar con el ritmo de Inversión Extranjera Directa (IED), incrementar la base tributaria y bajar las tasas, dijo Larry Rubin, presidente de la American Society of Mexico.

“Es importante una reforma fiscal en México para incrementar la base tributaria en el país”, dijo Rubin.

Acotó que una de las tareas para el próximo presidente de México es incrementar la base tributaria y bajar las tasas, lo que hará un sistema fiscal más competitivo.

Estimó que será en las próximas semanas cuando el presidente Donald Trump firme la reforma fiscal de Estados Unidos que bajará la tasa impositiva para las empresas de 35 a 20 por ciento.

Auguró que se avecinan meses álgidos, “en el 2018 veremos una reforma fiscal que posiblemente dé inicio en el 2019 en Estados Unidos, esperemos que México lleve a cabo una reforma fiscal similar para que también entre en vigor en el 2019. Se va a llevar a cabo la reforma migratoria que será un parte aguas en la relación México-Estados Unidos y definitivamente la renegociación del TLCAN”. (Con información de María Alejandra Rodríguez)

rmorales@eleconomista.com.mx