El Cobro Digital (CoDi), la plataforma de pagos que busca disminuir el uso de efectivo, va a ser una herramienta magnífica para el Servicio de Administración Tributaria (SAT), ya que lo ayudará a poder fiscalizar más y de mejor manera a los contribuyentes, refirieron expertos.

El CoDi es una plataforma desarrollada por el Banco de México (Banxico) que permitirá solicitar pagos y posibilitará la realización de transacciones de compra y venta de bienes o bien, de pago de servicios.

“La operación es iniciada por el vendedor del bien o servicio a través de un mensaje de cobro, que el comprador recibe y acepta. El resultado de la aceptación del mensaje de cobro por parte del comprador es una trasferencia electrónica, interbancaria o mismo banco. Una vez que se completa la transferencia se notifica en tiempo real tanto al comprador como al vendedor. Lo anterior en un esquema 24x7, hasta por un monto de 8,000 pesos y sin pagar comisiones”, explicó Banxico.

El CoDi usará los códigos QR y NFC, lo que permitirá que tanto comercios como usuarios puedan realizar transacciones sin dinero en efectivo y de manera fácil y rápida.

“Esta herramienta permitirá a los usuarios hacer un menor uso del efectivo y tener un mayor control sobre sus operaciones, mientras que el SAT podrá tener una magnífica herramienta para fiscalizar todas las operaciones del contribuyente”, refirió Roberto Colín Mosqueda, integrante de la Comisión Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos de México.

Explicó que si bien la autoridad  realiza revisiones de los estados de cuenta, con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, con el CoDi la información podrá viajar mucho más rápido.

Por su parte, Manuel Toledo, socio de Proactive Tax & Legal, indicó que el CoDi, al ser un medio que necesite una mayor bancarización, también ayudará a combatir a la economía informal.

“El reto que va a tener el CoDi será ganarse la confianza del trabajador informal, el cual prefiere el uso del efectivo. Éste podría dudar en usar esta herramienta porque sabría que la información de las transacciones, al final, podrá caer en manos del SAT, el cual podría fiscalizarlo”, expuso.

Precisó que es importante que también se haga una difusión de los beneficios no sólo de usar el CoDi, sino también los que derivan  de ser un trabajador formal.

Cerrar campo a la evasión.

Al limitar el uso del efectivo con el CoDi, los expertos refirieron que esto también será un aliado para combatir la evasión y elusión fiscal, que dejan grandes pérdidas recaudatorias al gobierno federal.

“En la medida en que se reduzca el uso del efectivo, esta herramienta va a tener mayor éxito y, en consecuencia, ayudará a cerrar el campo a la evasión fiscal a través de una mayor vigilancia de los contribuyentes y sus transacciones”, explicó Manuel Toledo.

Además, los expertos coincidieron que también ayudará a aumentar la recaudación tributaria.

De acuerdo con el Banco de México, será a partir de septiembre próximo cuando los bancos estarán obligados a realizar pagos y transacciones a través de la plataforma de pagos .

Por otro lado, Manuel Toledo refirió que algo con lo que las autoridades deben tener mucho cuidado es con el fraude que se puede hacer con el uso de los datos bancarios de los usuarios, lo cual también los puede meter en problemas con el fisco de no identificarlos.

“Hoy el sector financiero tiene varios esquemas para ayudar a sus clientes a conocer sobre sus cuentas y, con ello, ayudan a los usuarios a saber si son víctimas de un fraude. Se debe estar atento y tener medios de autenticación para que no haya un robo de datos financieros”.