La economía mexicana continúa con un débil desempeño, de acuerdo con el Sistema de Indicadores Cíclicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Lo divulgado por el Inegi mostró que el indicador coincidente, el cual muestra el estado general de la economía mexicana, volvió a registrar un retroceso en agosto, para mantenerse por debajo de su tendencia de largo plazo.

El retroceso del mes fue de 0.05 puntos, con lo que sumó 15 meses consecutivos de disminuciones, y se ubicó en 99.23 puntos, su menor nivel desde septiembre del 2010.

La tendencia negativa que ha mostrado el indicador desde meses atrás, indicó James Salazar, analista de Cibanco, confirma la pérdida de dinamismo de la economía mexicana, lo cual parecería contagiarse para el segundo semestre del año.

Cabe destacar que en el tercer trimestre del año, la economía mexicana se contrajo 0.4% anual, mientras que en comparación con el trimestre previo apenas tuvo un crecimiento de 0.1 por ciento.

El resultado de este indicador se debió a las caídas en cuatro de sus seis componentes, donde destacó el que se refiere a los asegurados trabajadores permanentes en el IMSS, con 0.10 puntos. Sobresale que este componente lleva 17 meses consecutivos de retrocesos.

Por su parte, el Indicador Global de la Actividad Económica disminuyó 0.08 puntos, mientras que las importaciones totales 0.06 puntos y el Índice de Ingresos por Suministro de Bienes y Servicios al por Mayor retrocedió tan sólo 0.01 puntos.

En el otro extremo, la tasa de desocupación urbana avanzó 0.07 puntos y el indicador de la actividad industrial 0.05 puntos.

Mejor señal futura

Respecto al indicador adelantado, el cual busca señalar puntos de giro del coincidente, registró una leve mejora en septiembre.

Para el mes patrio, el adelantado avanzó 0.01 puntos, registro que iguala el del mes pasado y con el que hiló dos meses de crecimiento. De esta manera, se ubicó en 100.17 puntos.

“La estimación del indicador adelantado para septiembre muestra una mejor señal de crecimiento económico que la estimación de agosto (...) al interior del indicador adelantado, cuatro de sus seis componentes contribuyeron a su alza de septiembre: empleo en manufactura, IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, tipo de cambio real y tasa interbancaria”, precisó Julio Santaella, presidente del Inegi, en su cuenta de Twitter.

Si bien tres componentes mostraron avances al interior de este indicador, los otros tres sobrantes mostraron caídas; el mayor retroceso se dio en la tasa de interés interbancaria, la cual retrocedió 0.20 puntos y sumó 28 meses de caídas.

El Indicador de Confianza Empresarial también cayó (0.17 puntos) así como el Índice Standard & Poor’s, con una disminución de 0.02 puntos.