Los pronósticos de crecimiento del PIB y del empleo en España, así como una mejor percepción internacional, han hecho afirmar a BBVA, que la economía española ya se ha alejado del precipicio y que incluso ha iniciado su recuperación.

Ante líderes políticos y empresariales que se dieron cita en el Global Forum Spain, celebrado en Bilbao, el presidente de BBVA, Francisco González, comentó que por primera vez, desde el inicio de la crisis, existe un consenso generalizado y positivo sobre el crecimiento de nuestra economía .

Remarcó que la información disponible, apunta a que el Producto Interno Bruto crecerá 0.4% en el primer trimestre del 2014; mientras que el empleo, por primera vez desde que inició la crisis, aumentó en el último cuarto del 2013.

La percepción internacional sobre nuestra economía ha mejorado, la inversión extranjera está regresando, la prima de riesgo ha caído de forma drástica, y alguna agencia de calificación ya ha revisado al alza el rating de España , agregó.

Sin embargo, para el presidente de BBVA, no hay tiempo para la autocomplacencia, toda vez que, dijo, prevalecen desequilibrios importantes y superarlos pasa por mejorar, de forma sostenida, la competitividad de la economía española.

González destacó que algunos de estos desequilibrios que enfrenta la economía española son la tasa de desempleo de 26%, así como el endeudamiento público o privado, los cuales deben abordarse con reformas como: una devaluación fiscal que permita reducir los costos laborales de las empresas; bajar la alta tasa de temporalidad en el mercado laboral; mejorar el capital humano; facilitar que las empresas ganen tamaño para internacionalizarse; seguir reformando al sector público, y fortalecer la libre competencia.

También, dijo, completar la reestructuración de las cajas de ahorro y devolverlas al sector privado tan pronto como sea posible.

El presidente de BBVA subrayó de igual forma la importancia de que las empresas españolas innoven, incluidas las entidades financieras. Los bancos que no estén preparados para competir con los nuevos actores digitales, con plataformas tecnológicas totalmente integradas, con una oferta digital innovadora y una experiencia distinta y mejor, tienen un futuro incierto .

Finalmente, González destacó la necesidad de que se luche contra la corrupción, y recordó que BBVA ha sido capaz de mantener una senda de resultados positivos, y es uno de los muy pocos grandes bancos del mundo, que no ha necesitado ayudas públicas.

Hay que erradicar todos aquellos comportamientos éticamente reprobables en la gestión de recursos privados y públicos, que perjudican a toda la sociedad, exigir las responsabilidades que correspondan con celeridad y la reparación del daño causado , enfatizó.