A la economía estadounidense le tomará un año más regresar a niveles de actividad económica prepandemia, pero los niveles de máximo empleo tardarán un poco más, admitió el vicepresidente de la Reserva Federal, Richard Clarida.

“La recesión por el Covid-19 llevó a la economía a un profundo hoyo y tomará un tiempo quizá un año más, recuperar los niveles del PIB que teníamos previo, esto es en el pico de 2019”, comentó durante el tercer día de la Reunión Anual del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) que se está realizando vía remota.

Tal como lo hizo la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) en las Reuniones Anuales, el banquero central subrayó que la recuperación económica podría acelerarse si se logran avances con la vacuna.

En tanto se consigue la vacuna y el tratamiento para el Covid 19, puso de relieve mantener un apoyo adicional en la política monetaria y fiscal.

“Tras la reapertura de la economía se presentó una relevante recuperación que, sin embargo, no es total, sólida, ni consistente pues es la pandemia y su solución lo que permitirá decir que ya ha quedado atrás este episodio”, señaló.

Inflación y desempleo, guías

Clarida comentó que una baja tasa de desempleo “no será el indicador determinante para desencadenar un endurecimiento de la política monetaria si la inflación no supera los niveles consistentes con el mandato”.

Hace dos meses el presidente de la Fed, Jerome Powell sorprendió al mercado al revelar un nuevo marco de referencia para la política monetaria para estimular a la economía y priorizar su objetivo de máximo empleo.

“Si bien este nuevo marco representa una evolución en nuestra estrategia de política monetaria, seguimos guiándonos por los objetivos del doble mandato que son máximo empleo y estabilidad de precios”, aseveró entonces Powell.

Tras conocerse las minutas de la reunión de septiembre, el mercado quedó con la impresión de que había divergencias entre los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, sobre el manejo de la nueva estrategia de política monetaria.

El vicepresidente aprovechó esta oportunidad ante los más de 450 miembros del IIF, para aclarar que el doble mandato sigue vigente y que son la inflación y el empleo, los objetivos permanentes de la política monetaria.

ymorales@eleconomista.com.mx