La economía de Estados Unidos creció en el segundo trimestre a su ritmo más veloz en casi cuatro años debido a que los consumidores aumentaron el gasto y los agricultores apresuraron envíos de soja a China para evitar aranceles comerciales antes de que entren en vigor, a comienzos de julio.

El Producto Interno Bruto estadounidense subió a una tasa anualizada de 4.1%, también gracias a un mayor gasto gubernamental, informó el Departamento de Comercio en su estimación del segundo trimestre.

Fue su mejor desempeño desde el tercer trimestre de 2014 y cumplió con las expectativas de los analistas. En comparación al segundo trimestre de 2017, la economía estadounidense creció un 2.8 por ciento. 

erp