La economía de Estados Unidos creció mucho menos de lo previsto en el segundo trimestre debido a que los inventarios cayeron por primera vez desde 2011, pero un aumento del gasto del consumidor apuntó a una fortaleza subyacente.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos creció a una tasa anual de 1.2% tras subir un 0.8% en el primer trimestre, informó este viernes el Departamento del Trabajo.

NOTICIA: PIB de Estados Unidos crecerá sólo 2% en el 2016: OCDE

Previamente se había informado que la economía había crecido a un ritmo del 1.1% en el primer trimestre.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el PIB crecería a una tasa del 2.6% en el segundo trimestre.

Aunque la caída de los inventarios pesó sobre el crecimiento del PIB el trimestre pasado, eso probablemente dará un impulso a la producción por el resto del año. La Reserva Federal dijo el miércoles que los riesgos a corto plazo para el panorama económico habían "disminuido".

El gasto del consumidor fue responsable por casi todo el repunte del crecimiento del PIB en el segundo trimestre. El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, se elevó a una tasa de 4.2%, el ritmo más rápido desde el cuarto trimestre de 2014.

Esa tasa de expansión probablemente sea insostenible, pero los economistas afirman que el fortalecimiento del mercado laboral, el aumento de los precios de las casas y un mayor ahorro deberían apuntalar el gasto durante el resto de 2016.

La acumulación de inventarios por parte de las empresas cayó en 8,100 millones de dólares en el segundo trimestre, la primera baja desde el tercer trimestre de 2011, y que se compara con un incremento de 40,700 millones de dólares en el primer trimestre.

NOTICIA: Crecimiento económico de EU se desacelera en 4T

Debido a eso, la inversión en inventarios sustrajo 1.16 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en el último trimestre, que fue el cuarto trimestre consecutivo en que los inventarios han pesado sobre la producción económica.

Sin embargo, la menor acumulación de inventarios es una buena señal para el crecimiento en los próximos trimestres.

Pese a los efectos persistentes del fortalecimiento del dólar y de la debilidad de la demanda global, las exportaciones estadounidenses subieron en el segundo trimestre, lo que ayudó a reducir el déficit comercial. El comercio sumó 0.23 punto porcentual al crecimiento del PIB.

erp