Luego de visitar la semana pasada Estados Unidos, y sostener encuentros con autoridades fiscales, Carlos Romero Aranda, procurador Fiscal de la Federación, señaló que los países acordaron hacer investigaciones bilaterales para combatir la defraudación fiscal.

Durante su participación en el 3er Congreso Internacional de Compliance, organizado por Thomson Reuters, el funcionario señaló que las reuniones que se llevaron a cabo fueron con el Internal Revenue Service (IRS), que es la instancia federal encargada de la recaudación de impuestos de Estados Unidos, así como con el Departamento de Justicia.

“Se discutieron casos de factureros y outsourceros que han enviado sus recursos a instituciones financieras de Estados Unidos. Se compartió la información necesaria para seguir las líneas de investigación óptimas para combatir la impunidad. También se acordó realizar investigaciones bilaterales, dado que pueden existir delitos cometidos en ambos países”, explicó el funcionario.

Agregó que también se determinó crear grupos internacionales de combate contra la evasión fiscal que puedan servir de ejemplo para toda la región latinoamericana.

Otro de los temas tocados con las autoridades del país vecino del norte, dijo, fueron los procedimientos de extradición que se requieren para traer a México a los llamados “delincuentes de cuello blanco” que han huido a Estados Unidos.

Romero Aranda recordó que es a través del pago de impuestos con lo cual el gasto público se solventa no sólo en México, sino en otros países, por lo cual es importante cumplir con esta obligación fiscal para satisfacer las necesidades de la población.

Por ello, señaló que es de suma importancia atender los delitos fiscales, que año tras año dañan al erario público y, a su vez, afectan a la sociedad mexicana al no tener más recursos para otorgar mejores facilidades y servicios.

“Así surge la Reforma Fiscal Penal, la cual busca fortalecer los mecanismos contra los defraudadores fiscales, permitiendo al Estado combatir eficazmente la defraudación fiscal, el crimen organizado y la corrupción”.

Cabe recordar que en octubre la Suprema Corte de Justicia invalidó los preceptos que calificaban los delitos de contrabando, defraudación fiscal y los relacionados con comprobantes fiscales falsos como amenazas de seguridad nacional y los consideraba de prisión preventiva oficiosa.

Es importante señalar que el cumplimiento de nuestras obligaciones está destinado para satisfacer las necesidades más elementales de los ciudadanos. En los últimos años, la hacienda pública ha sido víctima de estrategias de defraudación fiscal”.

Carlos Romero Aranda, procurador fiscal de la federación

Acuerdos en Washington

Colaboración

Durante su estancia en Washington, Romero Aranda destacó la colaboración con el Servicio de Recaudaciones Internas en EU.

Intercambio

El intercambio de información que existe entre México y Estados Unidos permite reducir la evasión fiscal en ambos lados de la frontera.

ana.martinez@eleconomista.mx