El déficit de cuenta corriente de Estados Unidos (EU) se amplió a un máximo de 12 años durante el 2020, ya que la pandemia del Covid-19 interrumpió las exportaciones, además, podría mantenerse elevado este año porque la recuperación económica, impulsada por los estímulos fiscales, derivará en más importaciones, dijo el Departamento de Comercio de ese país en un reporte.

La brecha de cuenta corriente, que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones que salen y entran al país, aumentó 34.8% a -647,200 millones de dólares el año pasado. Fue el mayor saldo negativo desde el 2008, informó el Departamento.

Representó 3.1% del Producto Interno Bruto (PIB) el año pasado, también la mayor proporción desde el 2008 y un alza respecto a 2.2% del 2019. El alto déficit comercial posiblemente no será una dificultad para EU, en parte por el estatus del dólar como moneda de reserva.

“Los datos de inicios del 2021 muestran que la recuperación del comercio continuó en el primer trimestre, pero tomará tiempo retornar a las condiciones previas a la pandemia, ya que la epidemia no ha terminado y las complicadas cadenas de suministro están inhibiendo los progresos”, dijo Oren Klachk, economista jefe en Estados Unidos de Oxford Economics en Nueva York.

Se espera que este año el crecimiento económico de la primera economía del mundo supere 7%, ayudado por el paquete de estímulos por 1.9 billones de dólares. Sería la tasa de expansión más elevada desde 1984, después de una contracción de 3.5% el año pasado, el peor desempeño en 74 años.

Las exportaciones de bienes y servicios, y los ingresos recibidos de residentes extranjeros, bajaron 578,300 millones de dólares, a 3.23 billones de dólares, en el 2020.

Las importaciones de bienes y servicios, y los ingresos pagados a residentes extranjeros, cedieron 411,300 millones de dólares, a 3.87 billones de dólares.

El déficit comercial saltó a 681,700 millones de dólares en el 2020, desde 576,900 millones de dólares en el 2019.