Entre las repercusiones de la pandemia de Covid-19, la Organización Mundial de Comercio (OMC) puso como ejemplo que 50% de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) de Estados Unidos cerró, despidió empleados o dio permisos a empleados por la contingencia.

El caso estadounidense forma parte de un análisis publicado este martes por la OMC sobre los efectos que producen en las mipymes las perturbaciones en las cadenas de suministro y el grado de representación de las empresas más pequeñas en los sectores económicos más perjudicados por la crisis del coronavirus Covid-19.

La forma en que las mipymes puedan navegar esta recesión económica determinará en qué medida se pueden preservar los empleos, la productividad y el comercio.

Según un análisis de McKinsey & Company, referido por la OMC, 50% de las mipymes en Estados Unidos ya cerraron, despidieron o dieron permiso a sus empleados, y 27% declaró que se verán obligados a tomar tales medidas en los próximos semanas si la situación no mejora.

En general, las mipymes se encuentran entre las que enfrentan algunas de las mayores dificultades económicas por la pandemia.

En otro ejemplo, la OMC expuso que una encuesta reciente de la Federación Coreana de las Mipyme mostró que de las 407 empresas de este tipo encuestadas, 42.1% puede continuar su negocio por no más de tres meses bajo las condiciones actuales de cuarentena, y 70.1% por no más de seis meses.

Del mismo modo, una encuesta realizada por la Universidad de Tsinghua y la Universidad de Pekín arrojó que de 995 Pymes en China, 85% no podía sobrevivir a las condiciones de cuarentena durante más de tres meses.

En el entorno actual, la OMC dijo que las mipymes están sobrerrepresentadas en los sectores económicos que se han visto desproporcionadamente afectados por los choques masivos a la demanda y la oferta resultantes de la pandemia Covid-19.

Además, las mipymes tienen menos capacidad de recuperación y flexibilidad para lidiar con los costos que estas perturbaciones conllevan debido a su tamaño, lo que hace que les resulte más difícil sobrevivir a la crisis que las empresas más grandes.

Las mipymes son la columna vertebral de la economía mundial. Hoy, 95% de las empresas en todo el mundo son mipymes, que representan 60% del empleo total del mundo. Contribuyen a alrededor del 35% del PIB en los países en desarrollo y alrededor de 50% en los países desarrollados, según el Informe sobre el Comercio Mundial 2016.

De acuerdo con informes de OMC, 44 miembros de esta Organización habían introducido medidas urgentes de estímulo y respaldo para las mipymes en abril de 2020.

Estas medidas comprenden esencialmente el apoyo de liquidez, en particular préstamos estatales, garantías de crédito, subsidios salariales y el aplazamiento de los pagos de impuestos, como el impuesto al valor agregado o impuestos sobre bienes y servicios.

[email protected]