La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que el sistema de control interno del proceso integral para el despacho, control y fiscalización de las operaciones aduaneras que está a cargo del Servicio de Administración Tributaria (SAT) no es efectivo.

“El control y fiscalización de las operaciones aduaneras muestran debilidades significativas, lo que afecta la recaudación, la entrada y salida de mercancía ilegal, contrabando y piratería del territorio nacional”, expone en su tercer informe de la Cuneta Pública 2017.

Indica que, la ejecución de la iniciativa Aduana Siglo 21, cuyo objetivo es la modernización de la infraestructura en las 49 aduanas del país, se ha realizado mediante proyectos independientes, sin programas de trabajo y sin la coordinación requerida para implementar controles efectivos.

“Se identificó que en 29 de las 49 aduanas no existe la infraestructura necesaria para la aplicación de sistemas de Reconocimiento No Intrusivo, lo que implica debilidades en la operación aduanera, ya que la Administración General de Aduanas (AGA) no estableció controles para los factores de riesgo”.

Entre los retrasos que identificó la ASF se encuentran: la Ventanilla Única de Comercio Exterior Mexicano con avance de 31%; el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA) con 43% y el Modelo de Administración Tributaria de Comercio Exterior está sin avances constatables. De los 54 proyectos del Plan de Modernización de la Infraestructura Aduanera, 38 están concluidos, 13 en desarrollo y tres en planeación.

Por lo anterior, el organismo autónomo dictaminó que existe una mayor posibilidad de riesgo relacionado con la “introducción al país de mercancía ilegal, contrabando y piratería que afecten el control eficiente de la entrada y salida de mercancías del territorio nacional”.

¿Cuánto aportan las aduanas?

La ASF indica que, al cierre del cuarto trimestre del 2017, la entrada y salida de mercancías en las aduanas aportó recursos equivalentes a 845,293.8 millones de pesos por concepto de impuestos, cifra que representó 29.6% de la recaudación anual de los ingresos tributarios.

En contraste, las mercancías introducidas ilegalmente al país tuvieron un valor de 13,969.7 millones de pesos, lo que representó contribuciones omitidas por 3,407.4 millones de pesos en las aduanas del país, por los conceptos de reconocimiento aduanero, órdenes de embargo, verificación de mercancía en transporte, secciones aduaneras, garitas, salas de pasajeros, entre otros.

La ASF comentó que uno de los problemas por los que no se lleva un control adecuado en las aduanas es por la falta de personal y el poco que se tiene está poco capacitado.

“Se constató que 35 plazas no disponen de perfil de puestos y que 2,251 servidores públicos no cumplen con el perfil de puesto; además, con relación del grado escolar, se observó que la base de datos no tiene registrado el grado escolar de 3,310 servidores públicos adscritos a la AGA y a las 49 aduanas”.

Expone que 43% del personal de la AGA posee un nivel de estudios de licenciatura y 4.4% posgrado, lo que en conjunto suma 47.4% del personal con nivel profesional, y con relación al personal de las 49 Aduanas, 42.3% tiene un nivel de licenciatura y posgrado.

La plantilla de personal de la AGA y de las 49 aduanas en el ejercicio 2017 tuvo una reducción de 298 servidores públicos eventuales con respecto del 2016. En tanto, 1,539 servidores públicos son eventuales y 81 son por honorarios, lo que representa un riesgo en la continuidad de las operaciones de la AGA y de las aduanas, concluyó la ASF.

kgb