Durante mayo del 2020, el segundo mes con la Jornada de Sana Distancia, se profundizó la caída en el nivel de confianza de los consumidores mexicanos en la situación económica; en línea con la incertidumbre generada por la emergencia sanitaria del Covid-19.

Con cifras de la Encuesta Telefónica sobre Confianza del Consumidor (ETCO) del Inegi, los hogares recortaron en 1.1 puntos su nivel de confianza. Mientras en abril el Indicador de Confianza del Consumidor se ubicó en 32.2 puntos, en mayo bajó a 31.1 puntos.

En la comparación anual, se registró una contracción de 13.2 puntos en el nivel de confianza de los consumidores. Siguiendo datos de la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO), se compara con el dato de mayo del 2019, que registró un nivel de confianza del consumidor en 44.3 puntos. 

Dando línea a estos dos proyectos estadísticos, se observa que los mexicanos se mostraron significativamente optimistas a partir de julio del 2018 pero a principios del 2019 la confianza inició una tendenica a la baja. Esta tendencia negativa se pronunció de manera importante y acelerada desde la llegada del Covid-19 a México.

El rubro en que los mexicanos se muestan más optimistas es en el que evalúa su confianza en que la situación económica de sus hogares mejore dentro de los próximos 12 meses. Este componente registró un nivel de confianza de 44.7 puntos. 

Por su parte, la confianza en que la situación económica del país mejore durante el próximo año se ubicó en 38.8 puntos. 

La confianza se mantiene en niveles significativamente más bajos cuando se evalúa la situación económica actual respecto de la de hace un año. 

El rubro que evalúa las posibilidades de los hogares de realizar compras para el hogar (muebles, electrodomésticos o electrónicos) se mantiene como el peor calificado. El rango de confianza en este componente se ubicó en 10.0 puntos durante mayo.

Compatibilidad con la ENCO

Esta encuesta no responde a la metodología ni representatividad estadística de la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO) pero genera una alternativa de seguimiento durante estos meses de emergencia sanitara en los que todos los proyectos estadísticos que involucren contacto físico están suspendidos. 

El proyecto concluyó con 2,143 entrevistas completas de mayores de 18 años y con acceso a telefonía celular. El levantamiento se llevó a cabo del 11 al 29 de mayo.