La Confianza del Consumidor en Estados Unidos cayó en octubre, the Conference Board reportó el martes que su índice de confianza retrocedió a 100.9 puntos, desde 101.3 registrado en septiembre.

La caída se encontró en línea con las expectativas de que la actividad económica se frenaría en el cuarto trimestre, cuando se desvaneciera la ayuda de los estímulos fiscales por parte del gobierno.

El incremento de nuevos contagios por Covid-19 y la incertidumbre que generan las próximas elecciones han lastrado este indicador.

La confianza del consumidor se encuentra en niveles de octubre del 2016. Existe el temor de que el resultado de la votación del próximo martes pueda afectar la confianza de las empresas y los consumidores,  lo que terminaría por socavar la recuperación de la peor recesión en al menos 73 años.

“Los consumidores están claramente preocupados por lo que traerá el futuro, ya que han sido golpeados por una segunda ola de coronavirus, una creciente incertidumbre electoral, a medida que se acerca el día de la votación, e incluso porque las buenas noticias de la recuperación en el mercado de valores se han evaporado”, dijo Chris Rupkey, economista en jefe de MUFG en Nueva York.

Por otro lado, los nuevos pedidos de bienes de capital subyacentes fabricados en Estados Unidos aumentaron a un máximo de seis años en septiembre, cerrando un trimestre de crecimiento potencialmente récord del gasto empresarial y la economía gracias al estímulo fiscal destinado a suavizar el impacto de la pandemia.

Sin embargo, el informe  también mostró que los envíos de estos bienes aumentaron modestamente el mes pasado, lo que respaldó las expectativas de una actividad económica más lenta de cara al cuarto trimestre.