La confianza de los consumidores mexicanos continuó con su recuperación en octubre, de acuerdo con los datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) presentó un incremento mensual de 1.4 puntos en octubre, con lo que registró su quinto mes consecutivo de incrementos tras haber presentado una caída récord en abril pasado ante la crisis sanitaria y económica causada por el Covid-19.

De esta manera, el ICC se ubicó en 37.6 puntos, su mejor nivel desde marzo pasado, cuando la confianza de los mexicanos se valoró en 42.5 puntos.

“En la dinámica mensual, la confianza avanzó 1.4 puntos respecto a septiembre, manteniéndose fuerte a pesar de un efecto de base más retador. No obstante, aún falta cierto camino para compensar el impacto de la pandemia, aunque se acerca a su promedio de los últimos cinco años, de 38.5 puntos”, destacó Banorte en su análisis.

El indicador sigue ubicándose por debajo de los 40 puntos, un nivel que alcanzó y superó por 21 meses consecutivos desde julio del 2018 —cuando se dieron a conocer los resultados electorales— y cuyo registro máximo se dio en febrero del año pasado, con 47.8 puntos.

En comparación con octubre del 2019, la confianza registró una disminución de 6.2 puntos. Si bien registró 11 meses consecutivos a la baja, lo hizo en menor medida ya que en septiembre la caída fue de 9.1 puntos.

Mayor optimismo en casa

Al interior del reporte del Inegi, elaborado de manera conjunta con el Banco de México, se observó que todos los componentes del ICC mostraron incrementos mensuales, en donde los mayores avances se registraron respecto al optimismo de los miembros del hogar.

En el caso de la situación económica actual de los miembros del hogar, el incremento fue de 2.3 puntos, mientras que en la situación económica esperada dentro de 12 meses el aumento fue de 1.7 puntos.

También mejoró el sentimiento respecto a la situación económica actual del país, en 1.1 puntos, mientras que la esperada dentro de 12 meses aumentó en 0.9 puntos.

Respecto a las posibilidades de compra de muebles, televisor, lavadora y otros electrodomésticos, la mejora registrada en octubre fue de 0.9 puntos.

“Esta es la primera ocasión desde el inicio de la crisis en la que el mayor crecimiento no fue registrado por un componente de expectativas sino de percepción actual, pues la situación presente del hogar avanzó en 2.3 unidades, superior al desempeño del resto. No obstante, es esta categoría, junto con las posibilidades de compra de bienes duraderos, la que permanece más rezagada, pues las diferencias con 2019 son de más de 6 puntos, por lo que habrá que tener cautela en la interpretación de las mejoras”, explicó Marcos Daniel Arias Novelo, analista de Monex.

Repunte de pandemia

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, explicó que hacia adelante el repunte de la pandemia en el país —como se ha suscitado en algunos estados en las últimas semanas— podría generar un mayor pesimismo en la confianza de los mexicanos.

Lo anterior, agregó la analista, podría tener un efecto en el consumo de los mexicanos, el cual también se ha visto afectado en los meses pasados por la crisis.

“Tradicionalmente, el indicador de confianza en México ha estado alimentado por juicios de valor positivos sobre lo que pueda suceder y no por expectativas que se desprendan de los hechos actuales, el Covid-19 no ha alterado este patrón. Sin embargo, la ausencia de confianza sí constituye una limitante importante para el crecimiento del consumo”, explicó Marcos Daniel Arias Novelo.

Por su parte, analistas de Banorte prevén que la confianza continúe aumentando, pero con alzas más moderadas ante los riesgos que existen.

“El dato de hoy fue muy favorable, sobre todo en un contexto en el cual las condiciones epidemiológicas comenzaron a dar señales de deterioro. Creemos que esto último representa un riesgo importante hacia los últimos meses del año, con el número de casos diarios a nivel global y local acelerándose y conforme entramos en la temporada de invierno, la cual podría resultar en mayores tasas de contagio”, señaló.

Pero, a pesar de esto, “y como mencionamos previamente, creemos que la dinámica económica, últimamente ha sido un determinante más significativo de la confianza”.