Monterrey, NL. De aprobarse el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), por el Congreso de Estados Unidos a fines de este 2019, se fortalecerá la atracción de inversión en la zona noreste del país y en otros territorios donde hay clústeres industriales, porque la inversión se centrará en la innovación para los sectores automotriz, de dispositivos médicos y electrodomésticos, afirmó, Kenneth Smith, ex jefe negociador de este acuerdo comercial.

“Todo eso va a seguir creciendo en la medida que tengamos un instrumento como el T-MEC que moderniza las disciplinas del acuerdo, y nos permite competir con más éxito con las principales regiones productoras de manufactura”, indicó al término de una conferencia convocada por el Clúster Automotriz de Nuevo León (Claut).

En ese sentido, Kenneth Smith, socio de la consultora de Comercio Exterior Agon, dijo que tienen clientes de los sectores: automotriz, agroindustrial, de servicios, transporte y energía, procedentes de Asia, Europa y Europa del Este, los cuales están interesados en explorar las posibilidades de invertir en diferentes regiones del país.

Actualmente, Agon está trabajando con entre 20 y 30 empresas que no tienen presencia en México.

Entre ellas, comentó que “hay unas empresas que tienen interés en desarrollar el potencial de producción de autobuses de pasajeros y los lugares más atractivos para estas inversiones es donde hay clústeres industriales bien establecidos", como el Clúster Automotriz de Nuevo León.

Integración nacional

Por su parte, Manuel Montoya Ortega, director general del CLAUT y presidente de la Red Nacional de Clústeres de la Industria Automotriz, comentó que la ratificación del T-MEC por parte del Congreso de Estados Unidos ayudará a generar más integración nacional y más inversión, porque tendrán que incrementar el contenido regional de 62% a un 75%.

Además de una mayor exigencia en la trazabilidad de los productos, lo que hará que tanto los asiáticos como los europeos volteen a ver a México como una plataforma ideal de producción.

Sin embargo, los Tier 2 (proveedores de segundo nivel) deberán invertir más para lograr una mayor integración de la cadena productiva, “porque hoy solamente entre 15% y 20% es contenido nacional, es muy poco para una industria tan grande”, enfatizó.

El hecho de que se pudiera posponer la entrada del T-MEC hasta 2021 no es el problema, dijo, lo importante es incentivar la inversión nacional.

“En la medida en que se firme (el T-MEC), más pronto veremos la llegada de inversión, hoy vemos a empresas asiáticas y europeas que vienen a buscarnos, las cuales planean traer un proveedor”, indicó Montoya Ortega.

En el inter que se ratifique el tratado, las oportunidades que percibe el sector automotriz es el de generar mayor contenido nacional, porque las empresas Tier 2 son las que más importan insumos.