Monterrey, NL. El ex jefe negociador del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, Kenneth Smith indicó que en espera de la ratificación del T-MEC, en el Congreso de Estados Unidos, se prevén varios escenarios. El más optimista tiene un 65 a 70% de probabilidad de que el Congreso ratifique el tratado antes de que inicien las campañas políticas en enero de 2020.

Otro escenario es que no se toque el contenido del T-MEC y un tercero es una remota posibilidad de que el presidente Trump amenace con salirse del tratado de manera unilateral si no se aprueba el acuerdo este año, afirmó Kenneth Smith, ex jefe negociador del tratado entre las tres naciones.

“Lo que estamos viendo es una negociación muy complicada entre Trump y los demócratas, es probable que una vez que entre la iniciativa de ley al Congreso de Estados Unidos, venga un periodo difícil de aprobación.

“La administración Trump está tratando de aprobarlo antes del 1 de agosto, pero se podría ir hasta el otoño, vemos esa ventana de oportunidad de aquí a fin de año, porque el próximo año entran las campañas y no hay un precedente donde un tratado de esta naturaleza se apruebe en un periodo electoral”, recalcó el ex funcionario y actualmente consultor de Comercio Exterior.

Sin embargo, advirtió que el golpeteo político del presidente de Estados Unidos hacia México, China y otros socios comerciales, continuará porque está en campaña, por lo que habrá que estar preparados.

No obstante, “hay una probabilidad remota que el presidente Trump amenace que si no aprueban (el Congreso de Estados Unidos) este año, podría salirse del tratado de manera unilateral, es una posibilidad remota”, insistió.

Argumentó que muchos de los estados claves para la reelección de Donald Trump dependen de su comercio con México y Canadá, “entonces salirse unilateralmente, pudiera ser un suicidio político”.

No afecta a la inversión

Kenneth Smith sostuvo que en caso de que se retrase la ratificación del Congreso de Estados Unidos, si continúa vigente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no afectaría de manera negativa a las inversiones.

Lo cierto, dijo es que el T-MEC introduce introduce muchos conceptos nuevos que van a llevar a la competitividad nacional. “El escenario ideal es tener la ratificación lo más pronto posible y que entre en vigor en enero de 2020”, reiteró.

Lo que falta dijo es que el gobierno actual ofrezca garantías que puedan reducir el riesgo país y garantizar la competencia económica.