La tasa de desempleo en el país aumentó a 12% en el cuarto trimestre del 2016, según la Encuesta Nacional por Muestra de Domicilios (PNAD, por su sigla en portugués), dada a conocer por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). El número de desempleados en el periodo alcanzó los 12.3 millones, cifra récord en el registro, el cual comenzó en el 2012.

La tasa de desempleo promedio del año pasado se elevó a 11.5%, frente al 8.5% del 2015. Ambas tasas, trimestrales y anuales son las más altas desde que comenzó la encuesta.

En el tercer trimestre el desempleo fue de 11.8%. En el cuarto trimestre del 2015, el desempleo alcanzó 9% de la población económicamente activa del país.

La tasa del cuarto trimestre fue ligeramente superior a la calculada por 21 empresas de consultoría e instituciones financieras encuestadas por el diario Valor Económico, que la establecieron en 11.9%. El rango de estimaciones osciló entre 11.7% y 12.1%. Los analistas esperaban que la tasa de desempleo se redujera en promedio a 11.3 por ciento.

El número de desempleados alcanza los 12.3 millones de personas en el trimestre finalizado en diciembre, un aumento del 2.7% en comparación al tercer trimestre del 2016 (12.0 millones) y 36.0% (más de 3.3 millones de personas ) en comparación con el mismo trimestre del 2015.

La población ocupada, 90.3 millones de personas, es un 2.1% inferior al mismo periodo del 2015, cuando el número de empleados era de 92.2 millones.

En el cuarto trimestre del año pasado, la mano de obra aumentó en un 0.7% (747,000 personas en comparación con el tercer trimestre) y aumentó en un 1.3% (1.2 millones de personas) en comparación con el mismo periodo del 2015.

En promedio, la población desocupada aumentó de 8.6 millones en el 2015 a 11.8 millones en el 2016, un 37% más. La población con empleo se redujo de 92.1 millones de personas a 90.4 millones.

Contrataciones

Entre el tercer y el cuarto trimestre del 2016, el mercado de trabajo contrató a 427,000 personas, un aumento del 0.5% de la población ocupada. Fue una mejora en comparación con finales del 2015, cuando la contratación en el último trimestre añadió sólo 155,000 personas, según datos de la PNAD.

Fue el segundo trimestre consecutivo, en comparación con el período anterior, en el que la población activa crece. Esto significa que no hay vacantes en el mercado laboral, dijo Cimar Azeredo, coordinador del trabajo y los ingresos del IBGE.

Se trata de un resultado positivo, dijo el investigador, pero hay que esperar y ver "si se consolidará." Al final del año se producen contrataciones temporales, reflexionó. Por otra parte, el número de empleos creados no fue suficiente para absorber toda la mano de obra que se está en búsqueda de un trabajo, por lo que la tasa se elevó al 12% en el último trimestre del año.