El Banco Central de Brasil sorprendió el miércoles a los mercados con un recorte de tasas de interés mayor al esperado, profundizando el alivio monetario para tratar de sacar a la economía de la peor recesión de su historia.

En una decisión unánime, el comité de política monetaria del banco, conocido como Copom, decidió reducir su tasa de interés referencial Selic en 75 puntos básicos a 13%, que sigue a dos recortes consecutivos de 25 puntos cada uno.

NOTICIA: Brasil recorta por segunda ocasión su tasa de interés

Una abrumadora mayoría de analistas esperaban una reducción de la tasa de 50 puntos básicos y sólo unos pocos proyectaron un recorte más agresivo, que finalmente llevó a las tasas a un mínimo de casi dos años.

La sorpresiva decisión podría ayudar al presidente Michel Temer a darle nueva vida a la economía en medio de las persistentes tensiones políticas, tras el juicio político del año pasado a la presidenta Dilma Rousseff, y una investigación por corrupción que involucra a su propio partido.

NOTICIA: El 2017 será un año complicado para economía brasileña: analistas

En el comunicado que acompañó la decisión, el Banco Central dijo que consideró una reducción de 50 puntos básicos pero que decidió profundizar el alivio monetario ya que una generalizada desinflación y un estancamiento de la recuperación requería una acción más agresiva.

"La extensión del ciclo y posibles revisiones en el ritmo de alivio continuarán dependiendo de los pronósticos de inflación y las expectativas", dijo el banco.

NOTICIA: Inflación de Brasil del 2016 logró situarse por debajo de la meta

La recesión ha dejado a millones de brasileños desempleados y a cientos de empresas en la bancarrota, lo que ha aumentado la presión sobre el presidente del Banco Central, Ilan Goldfajn, para reducir la tasa, que es una de las más altas del mundo.

abr