La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo el lunes que el riesgo a una mayor desaceleración en el crecimiento global ha aumentado, pese a que aclaró que la recesión aún no está a la vuelta de la esquina.

En comentarios en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, después de que el FMI recortara sus pronósticos de crecimiento global para 2019 y 2020, Lagarde instó a los responsables de la formulación de políticas a abordar las vulnerabilidades económicas, especialmente reduciendo la alta deuda del gobierno.